¿Cuál es la evidencia del Arrepentimiento genuino?

fgUna vez le pregunte a un prominente teólogo, acerca de cuál era la evidencia del arrepentimiento verdadero. El me respondió que el arrepentimiento no tenia que ver con cambios en la conducta, sino tan solamente con “un cambio de mente”.  Aunque su respuesta puede satisfacer a muchos, la Palabra Sagrada de Dios muestra otra cosa.

Observemos lo que dicen las Escrituras:

I. El arrepentimiento se muestra por medio de frutos

Mat 3:8 “Por tanto, den frutos dignos de arrepentimiento

Esto se refiere a hechos concretos que indicaban una justicia interna, no solo la apariencia externa de actos para mostrarse justos como la practica de los fariseos (e.g., Mateo 6:5; 23:5).

II. El arrepentimiento tiene que ver con volverse hacia Dios, haciendo obras que demuestran un verdaderdo cambio

Hechos 26:20 “que debían arrepentirse y volverse a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.”

El Nuevo Testamento nos muestra el ejemplo del arrepentimiento genuino por medio del testimonio de los Tesalonicenses,

1Tes 1:9 Pues ellos mismos cuentan acerca de nosotros, de la acogida que tuvimos por parte de ustedes, y de cómo se convirtieron [devolvieron] de los ídolos a Dios para servir al Dios vivo y verdadero

Los Tesalonicenses abandonaron su adoración a ídolos, incluyendo la inmoralidad sexual extrema que eran prácticas comunes en los ritos de idolatría; y se habían devuelto en el sentido opuesto completamente para adorar, servir y obedecer exclusivamente al DIOS verdadero.  Ellos abandonaron radicalmente su conducta y forma de vida anterior.

Eso es arrepentimiento genuino. Siempre tiene que ver con un cambio de mente, emociones y conducta.

Sin embargo, el Nuevo Testamento nos muestra el ejemplo de personas que no quieren arrepentirse:

Apocalipsis 9:20 El resto de la humanidad… no se arrepintieron de las obras de sus manos ni dejaron de adorar a los demonios y a los ídolos de oro, de plata, de bronce, de piedra, y de madera, que no pueden ver ni oír ni andar.
9:21 Tampoco se arrepintieron de sus homicidios ni de sus hechicerías ni de su inmoralidad ni de sus robos.

Estas personas no se no se arrepintieron de las obras de sus manos ni dejaron, la hechicería, ni la idolatría, ni la inmoralidad, ni sus robos.

Por el contrario estas personas al verse castigadas y juzgadas por un Dios que no admite “teatros”, ni “shows de religiosidad”, ni “caretas”.

Ap. 16:11 Blasfemaron contra el Dios del cielo… y no se arrepintieron de sus obras.

Así que siempre el arrepentimiento tiene que ver con dejar y abandonar una conducta pecaminosa y volverse a Dios caminando, actuando y obrando de una manera RADICALMENTE DIFERENTE.

Es un cambio de mente y de sentimientos hacia el pecado, que se manifiesta en un cambio de la conducta.

III. El arrepentimiento es un cambio de dirección contraria, del pecado hacia Dios y era acompaniado de la fe en el Señor Jesucristo

Ese fue el mensaje que Pablo y el resto de los apóstoles efectuaron,

Hechos 20:21testificando solemnemente, tanto a Judíos como a Griegos, del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

IV. El arrepentimiento genuino es  necesario para el para el perdón de los pecados

Hechos 3:19 Por tanto, arrepiéntanse y conviértanse [vuélvanse a Dios], para que sus pecados sean borrados, a fin de que tiempos de alivio vengan de la presencia del Señor

Lucas 24:47 y que en Su nombre se predicará el arrepentimiento para el perdón de los pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

V. La falta de arrepentimiento genuino, demuestra la ausencia del Temor a Dios (respeto, reverencia, honra y humildad delante de su gloriosa majestad)

Por el contrario el orgullo y la auto-suficiencia hacen al hombre tener una percepción pobre de su propio pecado delante de este Dios que merece todo TEMOR (respeto, reverencia, honra y humildad).

El merece nuestro TEMOR REVERENTE.

No obstante, la ausencia de un temor reverente, que rehusa arrepentirse es evidencia de un corazón malo de incredulidad:

Isaías 47:10 Te sentiste segura en tu maldad y dijiste:  Nadie me ve. Tu sabiduría y tu conocimiento te han engañado, y dijiste en tu corazón: “Yo, y nadie más.

Ezequiel 8:12 Me dijo entonces: Hijo de hombre, ¿has visto lo que hacen en la oscuridad los ancianos de la casa de Israel, cada uno en su cámara de imágenes grabadas? Porque ellos dicen: “El SEÑOR no nos ve; el SEÑOR ha abandonado la tierra.

Pero he aqui que el SEÑOR, observaba.

Jeremías 7:11 “¿Se ha convertido esta casa, que es llamada por Mi nombre, en cueva de ladrones delante de sus ojos? Yo mismo lo he visto,” declara el SEÑOR.

El SEÑOR, los habia llamado al arrepentimiento, pero rehusaron volverse de sus acciones malas de incredulidad .

13“Y ahora, por cuanto han hecho todas estas obras,” declara el SEÑOR, “y a pesar de que les hablé desde temprano y hablando sin cesar , no oyeron; los llamé, pero no respondieron.

Por ese motivo Dios destruiría su Templo (la casa), en el cual confiaban, y los echaría de Su presencia

14“Como hice con Silo, así haré con la casa que es llamada por Mi nombre, en la cual confían, y al lugar que di a ustedes y a sus padres. 15Y los echaré de Mi presencia, como eché a todos sus hermanos, a toda la descendencia de Efraín.

20 Por tanto, así dice el Señor DIOS: “Mi ira y mi furor serán derramados sobre este lugar, sobre los hombres y sobre los animales, sobre los árboles del campo y sobre el fruto de la tierra; arderá y no se apagará.”

De manera, que la Escritura nos demuestra que para Dios la falta de arrepentimiento es un pecado muy serio, puesto que evidencia el pecado de la incredulidad, el cual tiene como consecuencia la condenación.

VI. El arrepentimiento es un gracia de Dios por medio de su Espíritu Santo [al igual que la fe cf. Efesios 2:8-9].

Por causa de esta realidad, debemos orar para que Dios les conceda arrepentirse a quienes lo necesitan.

Al contrario de lo que piensan algunos, el arrepentimiento no es una “obra humana” para la salvación, sino una gracia que Dios da.

2Ti 2:25  Debe reprender tiernamente a los que se oponen, por si acaso Dios les da el arrepentimiento que conduce al pleno conocimiento de la verdad,
26  y volviendo en sí, escapen del lazo del diablo, habiendo estado cautivos de él para hacer su voluntad.

Hechos 11:18 Al oír esto se calmaron, y glorificaron a Dios, diciendo: “Así que también a los Gentiles ha concedido Dios el arrepentimiento que conduce a la vida.”

Si Dios da y concede el arrepentimiento, como es que algunos sostienen que el arrepentimiento es agregar una “obra humana” para la salvación.  No obstante, el arrepentimiento sigue siendo una GRACIA que Dios concede.

El conocido teólogo Dr. R. C. Sproul ha comentado lo siguiente:

“El arrepentimiento no es la causa de un nuevo nacimiento o regeneración; es el resultado del fruto de la regeneración”.

El esta en lo correcto, pues la idea Biblica es que el arrepentimiento es una consecuencia de la regeneración,

Tito 3:5 El nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a Su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo

¿Cual es entonces, la evidencia del Arrepentimiento genuino?

El Fruto que produce (i.e. el cambio de la conducta.)

Sant 2:18  “yo te mostraré mi fe por mis obras.”

VII. La fe salvadora genuina siempre incluye obras de arrepentimiento para con Dios,

Santiago 2:14 ¿De qué sirve, hermanos míos, si alguien dice que tiene fe, pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa fe salvarlo?

Por estas razones, si alguien dice “yo me he arrepentido” pero su comportamiento no cambia radicalmente, entonces no hay evidencia de obras/frutos correspondientes y por ende no ha ocurrido un arrepentimiento genuino.

El asunto no es tan solo decir “soy salvo, tengo una vida nueva”, sino mostrar la evidencia de una vida que se ha vuelto a Dios haciendo obras dignas de arrepentimiento (Hechos 26:20), con un corazón cambiado y que aborrece sus pecados pasados.

Rev. Peter Citelli,

http://www.facebook.com/MinisterioInternacionalReinodeDios

Estos mensajes son para uso personal solamente.

© 2010 Todos los derechos reservados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s