¿Quién es el único soberano, Dios o el diablo?

scPareciera una pregunta con una respuesta obvia, Dios es el único soberano.

Sin embargo, existen varios “predicadores” entre ellos muchos televangelistas de corte carismático-apostólico, que sutilmente están enseñando lo contrario.  “Dios no es tan soberano” implican ellos, “el diablo lo es”.

Estos se han basado en el concepto arminiano de que “Dios no controla todo lo que hacen los humanos. Dios es el autor de lo bueno, y todo lo malo viene de otras voluntades, fuera de la de Dios” para esto se basan en versiculos como, Santiago 1:17.

¿En que apoyan este concepto?

En la doctrina que enseño, Kenneth E. Hagin, el padre del movimiento carismático-palabra de fe, el cual afirmo que “Los accidentes, dolencias, enfermedades, los desastres … Su autor es Satanás” (No Culpe a Dios, p. 10).

En su razonamiento lógico y arminiano, Hagin concluyo que “Dios no es el responsable de ninguno de esos acontecimientos” (No Culpe a Dios, p. 9).  De acuerdo a su teoría, la cual muchos están repitiendo, Dios solo es el autor de las cosas buenas (Santiago 1:17), y el Diablo de todas las malas.

Y aunque esta teoría suene lógica y apele a nuestra humanidad, tratando “ingenuamente” de justificar a Dios, quitándole toda responsabilidad de los eventos tristes que suceden, tiene un problema de base, esa perspectiva NO ES Bíblica.

Esa teoría la cual muchos continúan repitiendo incesantemente, va implicando que el Diablo es soberano y hace lo que le da la gana y que Dios no puede hacer nada ante un diablo que hace lo que quiere a “su voluntad”.

De acuerdo a esa teoría, “Dios es el autor de toda cosa buena” y el diablo “el autor de toda cosa mala“.  Al promover este pensamiento, muchos no se dan cuenta (o tal vez si), que están endiosando al diablo y atribuyéndole autoridad y “soberanía” absoluta e independiente de Dios.

Pero en contraste, la Biblia enseña otra cosa, Dios es el único soberano, y el diablo es solo “un peón” que no puede hacer nada que Dios no lo autorice a hacer.

Observa lo que muestra la Biblia en

Job 1:8 “Y el SEÑOR dijo a Satanás: “¿Te has fijado en Mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra; es un hombre intachable (íntegro) y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.” 9 Satanás respondió al SEÑOR: “¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10 “¿No has hecho Tú una valla alrededor de él, de su casa y de todo lo que tiene, por todos lados? Has bendecido el trabajo de sus manos y sus posesiones han aumentado en la tierra. 11 “Pero extiende ahora Tu mano y toca todo lo que tiene, y verás”

La pregunta que viene a nuestra mente es, ¿quien puede extender la mano y tocar a los que Dios ha cercado con una valla alrededor? Nadie, ni siquiera el diablo, solo Dios mismo.

Considera lo que dice la Escritura en

Deuteronomio 32:39 Vean ahora que Yo, Yo soy el Señor, Y fuera de Mí no hay dios. Yo hago morir y hago vivir. Yo hiero y Yo sano, Y no hay quien pueda librar de Mi mano.

De acuerdo a este pasaje el que hiere y sana es “el Señor”, no el diablo (como afirma Hagin y los carismáticos- palabra de fe). Dios afirma “Yo, Yo soy el Señor”, no el diablo.

¿Y quien hace vivir o morir? “el Señor”, el contesta, “Yo hago morir y hago vivir”.

Y nadie puede librar de “su” mano. Ni siquiera te puede librar el supuesto, “liberador carismático-apostólico y profético” mas popular, ni la mayor “ofrenda de pacto” monetaria (i.e. coima) con la que te manipulen a “sembrar,” prometiéndote un rompimiento que no pueden cumplir.

El único que te puede librar es Dios, y esto en base de tu genuino arrepentimiento, abandono del pecado y sujeción obediente a su Palabra Escrita:

Proverbios 28:13  El que encubre sus pecados no prosperará, Pero el que los confiesa y los abandona hallará misericordia.

Salmos 32:5 Te manifesté mi pecado, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones al SEÑOR; y tú perdonaste la culpa de mi pecado. Selah

Salmos 51:16 Porque Tú no Te deleitas en sacrificio, de lo contrario yo lo ofrecería; No Te agrada el holocausto. 17 Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito; Al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.

Y en algunos casos Dios decide no librar a alguien porque eso es parte de su plan soberano.  Pablo le rogó insistentemente que lo librara de una situación que lo agobiaba,

2 Cor. 12:8 Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí. 9 Y El me ha dicho: “Te basta Mi gracia, pues Mi poder se perfecciona en la debilidad.”

Dios le contesto en su soberanía, implicando que El sabe lo que el permite en nuestras vidas siempre consigue un bien mayor.

Pablo acato la respuesta de la sabia soberanía de Dios diciendo con humildad,

2 Cor. 12:9 Por tanto, con muchísimo gusto me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí. 10 Por eso me complazco en las debilidades, en insultos (maltratos), en privaciones, en persecuciones y en angustias por amor a Cristo, porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

El aprendió a descansar y a complacerse en el plan de Dios en medio de sus circunstancias adversas, eso es madurez espiritual y plena confianza en el Dios soberano.

En otra instancia, Cristo le dijo a Simón que el diablo le había pedido permiso para zarandear a Pedro.

La pregunta es, si el diablo es “soberano”, causante del mal, ¿porque tiene que pedir permiso?

Piensa en lo siguiente, ¿a quien tuvo que pedirle permiso satanás para zarandear a Pedro?

Lucas 22:31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandaros como á trigo

La respuesta es a DIOS el UNICO SOBERANO,

1 Timoteo 6:15 “único Soberano, el Rey de reyes y Señor de señores”

Es al único Soberano Dios, a quien se debe temer y reverenciar lo que El dice en su Palabra, no al razonamiento “de hombres” (carismáticos, palabra de fe, arminianos etc.), sino exclusivamente al Dios soberano revelado en la Palabra de Dios.

El Señor Jesús nos enseñó:

Mat. 10:28 “No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien teman a Aquél que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno.

¿Quien es “Aquél que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno”, y al cual se debe de temer? El único Soberano y Rey eterno, dueño absoluto de la vida, del alma y del cuerpo de sus criaturas.

Ahora, la pregunta es, ¿si Dios es soberano sobre todo, será El aquel que es responsable de nuestras experiencias dolorosas y angustias? La respuesta es que Dios en su plan soberano, arregla todas las cosas de tal manera que El no es responsable por la maldad que ocurre en el mundo, sino que cada uno es responsable de sus propias acciones.

No obstante, Dios ha creado un mundo en el cual lo malo puede ocurrir bajo su autorización y supervisión, pero todas estas cosas contribuyen a un bien mayor, el cual Dios sabe que no podría ser logrado sin esos mismos sucesos.

Por ejemplo, Dios fue el que permitió el sufrimiento de su propio hijo, por mano de malvados para beneficiarnos, nuestra salvación éra el bien mayor.

2Hechos 2:23 Este fue entregado por el plan predeterminado y el previo conocimiento de Dios, y ustedes Lo clavaron en una cruz por manos de impíos y Lo mataron.

De esta manera podemos confiar en su carácter y propósito,

Rom 12:2 Y no se adapten (no se conformen) a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable (agradable) y perfecto.

Rom. 8:28 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.

Finalmente, déjame concluir con la pregunta que comencé,

¿Quien es el único soberano, DIOS o el diablo?

La respuesta es Dios es el único y absoluto soberano, no el diablo.

1 Timoteo 1:17 Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, a El sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Rom. 11:33 ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son Sus juicios e inescrutables Sus caminos! 34 Pues, ¿QUIEN HA CONOCIDO LA MENTE DEL SEÑOR? ¿O QUIEN LLEGO A SER SU CONSEJERO? 35 ¿O QUIEN LE HA DADO A EL PRIMERO PARA QUE SE LE TENGA QUE RECOMPENSAR? 36 Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A El sea la gloria para siempre. Amén.

Peter Citelli,
Pastor-Maestro

Ministerio Internacional Reino de Dios, Inc.
http://www.facebook.com/MinisterioInternacionalReinodeDios

© 2012 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados.
P.O. Box 246406 Pembroke Pines, Fl 33024

E-mail: oficina@ReinodeDios.tv

Visita nuestra Librería con libros que te serán de bendición:

https://petercitelli.wordpress.com/libros/

Para un estudio adicional, haz click aquí

https://petercitelli.wordpress.com/2011/12/20/confia-en-su-plan/

Un comentario en “¿Quién es el único soberano, Dios o el diablo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s