La verdadera historia de Navidad

pese

Por Peter Citelli

El contenido principal de la mayoría de mensajes que se escuchan en las Iglesias en Navidad, podría resumirse en las palabras del personaje “Linus” en la popular animación de televisión, “Charlie Brown Christmas.”  Cuando Charlie Brown se pregunta por el verdadero sentido de la Navidad, Linus le ofrece la siguiente respuesta:

Lucas 2:8 
En la misma región había pastores que estaban en el campo, cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche. Y un ángel del Señor se les presentó, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: “No teman, porque les traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; 11 porque les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo (el Mesías) el Señor. 12 Esto les servirá de señal: hallarán a un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.”

13 De repente apareció con el ángel una multitud de los ejércitos celestiales, alabando a Dios y diciendo:

14 “Gloria a Dios en las alturas,
Y en la tierra paz entre los hombres (de buena voluntad) en quienes Él se complace.”

Linus concluye en que esta narrativa, es el todo de lo que se trata la Navidad.

Al citar el texto Bíblico Linus, apunta a la fuente de donde podemos capturar el verdadero sentido de la Navidad.  No obstante, Linus no explica su significado, sino que lo deja abierto al entendimiento del que quiera indagar por más.

Sin embargo, si tomamos esta narración Bíblica superficialmente (como es el enfoque tradicional) no entenderemos a plenitud lo que Dios está comunicando con el nacimiento del “Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.”

Algunos predicadores han enfatizado que el sentido de la Navidad, es que Dios el Hijo tomó forma humana (e.g. Juan 1:14; 1 Tim 3:16).  Otros dicen que el sentido de la Navidad es que Jesús nació para que él pudiera morir en la Cruz por nuestros pecados (e.g. 1 Cor. 15:3; Gal. 1:4; 1 Ped. 2:24).  Otros enfatizan su nacimiento sobrenatural (Lucas 1:35) etc.

Y aunque todas estas cosas son elementos importantes de la narrativa de la historia de la Navidad (i.e. del Nacimiento de Cristo), es posible dejar de observar el significado histórico de este evento dentro del plan redentor de Dios.

Tal vez podemos entender mas de este significado, por medio de las palabras del sacerdote Zacarías quien siendo lleno del Espíritu Santo profetizó acerca su hijo Juan el Bautista, el cual dijo dijo:

Lucas 1:68 “Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
Porque nos ha visitado y ha traído [ἐποίησεν – lit. ha efectuado – Aoristo Indicativo Activo] redención para Su pueblo,
69 Y nos ha levantado un cuerno de salvación
En la casa de David Su siervo,
70 Tal como lo anunció por boca de Sus santos profetas desde los tiempos antiguos,
71 Salvación (Liberación) de nuestros enemigos
Y de la mano de todos los que nos aborrecen;
72 Para mostrar misericordia a nuestros padres,
Y para recordar Su santo pacto,
73 El juramento que hizo a nuestro padre Abraham:
74 Concedernos que, librados de la mano de nuestros enemigos,
Le sirvamos sin temor,
75 En santidad y justicia delante de Él, todos nuestros días.

En efecto, Dios en aquellos días, había visitado y  traído la posibilidad de redención para Su pueblo Israel. Esta sería ofrecida sobre la base del arrepentimiento (de las transgresiones que habían cometido en contra de su pacto) y por medio de la fe en el Mesías prometido (Lucas 2:11; Juan 11:27), el cual había llegado.

Zacarías como el resto del remanente de Israel en esos días, sabían esto (Lucas 2:38; 21:28; Ef. 1:14; Heb. 9:15). Ellos estaban a la expectativa de que Dios iba a efectuar la redención final de su pueblo Israel.  Dicha redención había llegado.

El Apóstol Pablo más adelante le dice al Pueblo de Israel del primer siglo :

Hechos 13:38 Por tanto, hermanos, sabed que por medio de El os es anunciado el perdón de los pecados; 39 y que de todas las cosas de que no pudisteis ser justificados por la ley de Moisés, por medio de El, todo aquel que cree es justificado.

Dios en su misericordia se había acordado de su juramento a Abraham, el iba a salvar a los descendientes de Abraham (por medio de la fe en Cristo) para que le sirvieran por todos sus días.

Dios castigaría la iniquidad [maldad] de aquellos que lo aborrecieron a Él y al remanente de su pueblo. No obstante, Dios iba a mostrar misericordia a los que le amaban y lo demostraron por medio de su arrepentimiento y fe obediente (Deut. 5:10).

Aquellos del pueblo de Israel que recibieran el testimonio de Jesús (Ap. 12:17b) en arrepentimiento y fe, Dios los llevaría a su Reino celestial.

De esta manera, el nacimiento de Cristo implicaba que la redención final del remanente del Israel “de Dios” había arribado.

Isaías 63:4 Porque el día de la venganza estaba en Mi corazón,
Y el año de Mi redención había llegado.

Sin embargo, Zacarías continua:

76 Y tú, niño [i.e. Juan el Bautista], serás llamado profeta del Altísimo;
Porque irás delante del Señor para preparar Sus caminos;
77 Para dar a Su pueblo el conocimiento de la salvación
Por el perdón de sus pecados,
78 Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
Con que la Aurora nos visitará desde lo alto,
79 para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte,
Para guiar nuestros pies en el camino de paz.”

Con el nacimiento de Juan el Bautista y específicamente el nacimiento de Jesús, Dios estaba cumpliendo todo lo que anunció por boca de Sus santos profetas desde los tiempos antiguos.

Dios iba a redimir a quienes recibieran y creyeran a su Hijo (Juan 1:11-12) y a destruir a quienes en incredulidad le rechazaran (1 Tes. 2:14-16; Hebreos 4:3,5).

La luz para “todos” los que moraban en tinieblas y sombra de muerte (tanto de los Judíos, como de los Gentiles) había llegado. Dios había cumplido con lo que le prometió a Abraham.

La verdadera historia de Navidad, tiene que ver con que Dios fielmente ha cumplido con la fase inicial de la redención de la descendencia de Abraham “en Cristo”.

Y aun en el día de hoy Dios sigue salvando a todos aquellos que por su gracia se vuelven a Él en genuino arrepentimiento, y fe en nuestro Señor Jesucristo.

Mateo 4:16 El pueblo asentado en tinieblas vio una gran luz,
Y a los que vivían en región y sombra de muerte,
una Luz les resplandeció.

Esa es la verdadera historia de Navidad.

Peter Citelli, Pastor-Maestro 


 

Iglesia Bautista Miramar

3210 SW 59 Terrace
West Park, Florida 33023
Edificio del Taylor Hall

Domingo: Adoracion 11:00 AM
Miercoles: Oracion 7:30 PM

Si busca una Iglesia donde la Palabra de Dios sea comunicada con precisión le invitamos a que nos visite.

La Iglesia Bautista Miramar es un lugar donde Dios es glorificado, donde Cristo es exaltado y donde la Palabra de Dios es predicada con fidelidad.

http://www.facebook.com/IglesiaBautistadeMiramar

 

 

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s