Agradecidos, pero ¿A quién?

gracAños atrás una canción protesta se puso muy de moda la cual decía en unas de sus estrofas “Gracias a la vida que me ha dado tanto,” la misma canción finalizaba con las palabras “Gracias a la vida, Gracias a la vida, Gracias a la vida”.  El objetivo era claro, solo se debería dar gracias “a la vida” y a nadie mas.

La canción infiltraba un concepto que se ha vuelto muy popular también en nuestros días.

Por ejemplo los humanistas seculares (ateos), el día de ayer subieron un cartel en Times Square, que presenta la idea de que “el amor y la gratitud pueden ser totalmente expresados sin creer en Dios.”

Su cartel lee “Millones muestran amor y gratitud sin Dios”.

Acertadamente, Ken Ham sostiene que “Los ateos están sin duda tratando de promover su religión de la desesperanza.”

Estos están trabajando arduamente, de continuo y de una manera consistente para sacar a Dios de la mente de la sociedad Americana.

Similarmente, leí un post de una embajada en una ciudad de Sudamérica que sostenía que en los Estados Unidos,  “el Día de Acción de Gracias … es la fecha en que familias y amigos se reúnen para compartir una comida tradicional y para dar las gracias por las buenas cosas que ofrece la vida.”

Y ese puede ser el caso de las familias ateas, que pretenden dar “gracias a la vida” por las buenas cosas que ofrece, no a “Dios el creador de la vida.”

La Escritura nos habla de la consecuencia que viene sobre los han tomado esa posición.

Romanos 1:21 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión.

No obstante, “para los Creyentes” comenzando con los peregrinos de la Colonia de Plymouth en 1623, “el Día de Acción de Gracias” fue y continua siendo una oportunidad mas para agradecer a Dios, por su misericordia y bondad.

Tal como nos recuerda Santiago,

Santiago 1:16 Así que no se dejen engañar, mis amados hermanos. 17 Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.

Los peregrinos de la primera fiesta del Día de Acción de Gracias, agradecieron A DIOS, por lo que tuvieron y oraron por su ayuda para el invierno que vendría. Ellos agradecieron a Dios por su provisión.

Porque El ha saciado al alma sedienta, y ha llenado de bienes al alma hambrienta (Salmo 107:9).

Así, que el punto en este “Día de Acción de Gracias” no es estar agradecido “a la vida …” [como están proponiendo los ateos], sino dar GRACIAS al Creador de la Vida y dador de toda dadiva.

Como dicen los Salmos,

Por siempre cantaré de las misericordias del SEÑOR; Con mi boca daré a conocer Tu fidelidad a todas las generaciones (Salmos 89:1).

Tú eres mi Dios, y Te doy gracias; Tú eres mi Dios, y yo Te exalto (Salmo 118:28).

Este “Día de Acción de Gracias” asegurémonos de que nuestras familias, hermanos y amigos entiendan que debemos estar a agradecidos “a Dios” por sus múltiples bondades (Mateo 5:45), las cuales no son productos del “azar”, sino de su mano como el Dios Creador.

Entren por Sus puertas con acción de gracias, Y a Sus atrios con alabanza. Denle gracias, bendigan Su nombre (Salmo 100:4).

Feliz Día de Acción de Gracias,

Pastor Peter Citelli,
Ministerio Int’l Reino de Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s