Capacitados para Creer el Evangelio

Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él (Filipenses 1:29 RVR1960).

concede la fe.jpg

 

 


 

Anuncios

El anuncio del nacimiento de Jesús

El ángel Gabriel es enviado por el Rey Altísimo para comunicarle a María la importante misión que Él le estaba encomendando. Ella sería su instrumento escogido por el cual el Mesías vendría al mundo.

Para escuchar a Pastor Peter Citelli predicando expositivamente Lucas 1:26-38 haga clic en el link de abajo.

Este mensaje fue predicado en la

Iglesia Bautista Miramar

3210 SW 59 Terrace
West Park, Florida 33023
Edificio del Taylor Hall

Domingo: Adoracion 11:00 AM
Miercoles: Oracion 7:30 PM

Si busca una Iglesia donde la Palabra de Dios sea comunicada con precisión le invitamos a que nos visite.

La Iglesia Bautista Miramar es un lugar donde Dios es glorificado, donde Cristo es exaltado y donde la Palabra de Dios es predicada con fidelidad.

http://www.facebook.com/IglesiaBautistadeMiramar

_________________________________________________

¿Cuán confiables son tus palabras?

wordEn tiempos antiguos el peso de un compromiso verbal era tan serio como un documento escrito y firmado delante de testigos. Las palabras de un caballero eran esperadas a ser cumplidas a cabalidad.

Sin embargo, en los días en que vivimos pareciera que ya la confiabilidad de las promesas o palabras expresadas tienen muy poco valor o credibilidad, lo cual parece calzar bien con la corriente de un mundo que se agrada de vivir sin escrúpulos, ni absolutos morales.

Pero ¿Como deberían vivir los Cristianos?

El Señor Jesús nos instruye

Antes bien, sea el hablar de ustedes: ‘Sí, sí’ o ‘No, no’; porque lo que es más de esto, procede del mal (del maligno) – Mat. 5:37.

Note que el Señor dice de forma imperativa en el original: “sea el hablar (i.e. la palabra) de ustedes : ‘Sí, sí’ o ‘No, no’”.

El Presente Imperativo activo, “ἔστω – sea” denota un mandamiento que debe de practicarse de una manera continua a manera de estilo de vida.

Aquel que se considera seguidor de Cristo debe ser continuamente confiable en lo que expresa, pues esto es lo que manda el Señor.

Encontramos una idea similar en el libro de Eclesiastés,

Eclesiastés. 55 Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.

Y aunque este pasaje esta hablando de votos y promesas hechas a Dios, la misma idea podria aplicarse a las relaciones entre Cristianos y con los de afuera.

Este concepto se intensifica cuando se trata de alguien que esta involucrado en el liderazgo de la Iglesia.

1 Timoteo 3:7

También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

El sustantivo “testimonio – μαρτυρίαν” es un record de ética cristiana practica que habla del carácter. De allí entendemos que la conducta revela el verdadero carácter del líder.

Pablo ha dejado en claro en el v.2 que ese record en el caso del pastor que “supervisa/obispa” la grey, debe ser irreprensible (ἀνεπίλημπτον – i.e. por encima de la reprensión).”

Pablo también instruye a la grey

Efesios 4:25

Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

El previamente les ha explicado la razón

17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;

19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

En otras palabras, el creyente no debe vivir como los incrédulos, quienes ajenos de la vida de Dios se conducen inescrupulosamente. Sino que desechando la conducta pasada,  y siendo continuamente renovados con una nueva mentalidad Bíblica, deben vivir una vida justa y diferente en base a la Palabra de Dios.

Finalmente, Santiago dice:

Santiago 5:12 Y sobre todo, hermanos míos … Antes bien, sea el sí de ustedes, sí, y su no, no, para que no caigan bajo juicio.

Santiago nos recuerda que debemos hablar palabras confiables y seguras para no recibir la disciplina correctiva del justo juicio de Dios.

1 Corintios 11:32

32 Pero cuando somos juzgados, el Señor nos disciplina para que no seamos condenados con el mundo.

Esforcémonos pues en vivir de una manera diferente al mundo, demostrándolo de la manera en que vivimos y nos expresamos.

Rev. Peter Citelli,
Presidente
Confraternidad de Iglesias Bautistas Hispanas
del Gulf Stream Baptist Association.

 

 


 

¿Te ha llamado Dios? Discirniendo el llamado a predicar

por el Dr. Albert Mohler Jr.

¿Haz sido llamado?

¿Te ha llamado Dios al ministerio? Aunque todos los Cristianos están llamados a servir a la causa de Cristo, Dios llama a algunas personas para servir a la Iglesia como pastores y otros ministros.

Escribiendo al joven Timoteo, el apóstol Pablo confirmó que si un hombre aspira a ser un pastor, ” buena obra desea hacer ” [1 Timoteo 3:1, NBLH ]. Del mismo modo, es un alto honor el ser llamado por Dios para el ministerio de la Iglesia

¿Cómo sabes si Dios te está llamando?

En primer lugar, hay un llamado interno. A través de su Espíritu, Dios habla a las personas que él ha llamado a servir como pastores y ministros de su Iglesia. El gran reformador Martín Lutero describió este llamado interno como “la voz de Dios oída por la fe.” Aquellos que Dios ha llamado conocen este llamada por un sentido de guía, propósito y un compromiso cada vez mayor.

Este sentido de apremio debe impulsar al creyente a considerar si Dios le está llamando al ministerio. ¿Le ha regalado Dios con el ferviente deseo de predicar ? ¿Te ha dotado de los dones necesarios para el ministerio ? ¿Amas a la Palabra de Dios y te sientes llamado a enseñar? Spurgeon advirtió a aquellos que buscaban su consejo no predicar si podían evitarlo. “Pero”, Spurgeon continuó, “si no puede evitarlo, y él debe predicar o morir, entonces él es el hombre.” Esa sensación de comisión urgente es una de las características centrales de una auténtico llamado. Charles Spurgeon identificó la primera señal del llamado de Dios al ministerio como “un deseo intenso y todo absorbente por la obra.” Los que son llamados por Dios sienten una obligación creciente para predicar y enseñar la Palabra, y para ministrar al pueblo de Dios.

En segundo lugar, está el llamado externo. Los Bautistas creen que Dios usa a la congregación para “llamar a los llamados” al ministerio. La congregación debe evaluar y afirmar la vocación y los dones del creyente que se siente llamado al ministerio. Como una familia de fe , la congregación debe reconocer y celebrar los dones ministeriales dados a sus miembros, y asumir la responsabilidad de alentar a aquellos que Dios ha llamado a responder a esa llamado con gozo y sumisión.

En estos días, muchas personas piensan en carreras en vez de llamamientos. El desafío bíblico de “considerar el llamado” debería ampliarse del llamado a la salvación al llamado al ministerio. John Newton, famoso por escribir “Gracia Admirable”, comentó una vez que “Nadie más que El que hizo el mundo puede hacer un ministro del Evangelio.” Sólo Dios puede llamar a un verdadero ministro, y sólo él puede conceder el ministro los dones necesarios para servicio. Pero la gran promesa de la Escritura es que Dios ciertamente llama ministros, y presenta estos servidores como regalos a la Iglesia. Una cuestión clave en este caso es un malentendido común acerca de la voluntad de Dios. Algunos modelos de piedad evangélica implican que la voluntad de Dios es algo difícil de aceptar para nosotros . A veces nos confundimos un paso más al hablar de “rendirse” a la voluntad de Dios. Como Pablo deja claro en Romanos 12:2, la voluntad de Dios es buena, digna de aceptación entusiasta, y perfecta. Los que son llamados por Dios para predicar se les dará el deseo de predicar, así como los dones de predicación. Más allá de esto, el predicador llamado por Dios sentirá la misma obligación como el gran apóstol, quien dijo: “¡Ay de mí si no predico el evangelio!” (1 Corintios 9:16 , LBLA).

Toma en cuenta tu vocación. ¿Percibe usted que Dios le está llamando al ministerio, ya sea como pastor u otro servidor de la Iglesia? ¿Se quema con una compulsión a proclamar la Palabra, compartir el Evangelio, y el cuidado de la grey de Dios? ¿Se ha confirmado esta convocatoria y alentado por aquellos Cristianos que te conocen mejor ?

Dios sigue llamando … ¿te ha llamado ?

Traducido por Rev. Peter M. Citelli

Lectura Recomendada: Hermanos, no somos Aficionados: Un llamado a la Preparación Ministerial

Resolución de la Convención Bautista del Sur sobre el Evangelismo a los Judíos

ImagenRecuerdo bien todo el alboroto que causara esta declaración de la Convención Bautista del Sur sobre el Evangelismo a los Judíos en 1996, especialmente la reacción de los grupos Judíos anti-misioneros, los cuales protestaban para que no se comparta el Evangelio a los Judíos, sino que se los deje tranquilos sin que se vuelvan el objetivo de Evangelismo de los Cristianos, particularmente de los Bautistas.

Las principales organizaciones Judías y grupos Cristianos liberales acusaron a los Bautistas de intolerancia espiritual” y “genocidio teológico.

No obstante a pesar de las criticas, la formulación de esta resolución sentó un precedente basado en el sincero deseo de las Iglesias que conforman la membresía de la Convención Bautista del Sur, de compartir las Buenas Nuevas de Jesucristo, no para proselitizar (en aras de incrementar numéricamente la organización) a costilla de los miembros de la comunidad Judía, sino en respuesta a un genuino amor por la misma (Romanos 9:1-5) y en obediencia a la Gran Comisión dada por nuestro Señor Jesucristo (Mat. 28:28-29) y bajo el entendimiento de que El es la única esperanza de vida para los que se vuelven a El en arrepentimiento y fe salvadora (Juan 3:36; 14:6)

No obstante, la controversia continuó y en el 2009, el Dr. Albert Mohler, presidente del Southern Seminary hizo la siguiente declaración:

Algunas denominaciones han seguido esta tendencia, y permanecen comprometidos con la evangelización de todas las personas, incluyendo los Judíos. La Convención Bautista del Sur, la Iglesia Presbiteriana en América (PCA) y la Iglesia Luterana, el Sínodo de Missouri cada uno han adoptado declaraciones de convicción sobre la necesidad de la evangelización a los Judíos. Esto puede ser muy ofensivo en la América post-Cristiana, pero los evangélicos no pueden ceder en este asunto y permanecer siendo evangélicos en ningún sentido verdadero de la palabra.

El Movimiento de Lausana y la Alianza Evangélica Mundial también han afirmado la misión Cristiana a los Judíos. La “Declaración Willowbank” del WEF (1989) afirma: “Como la forma suprema de demostrar amor, buscamos animar al pueblo Judío, junto con todos los demás pueblos, a aceptar el regalo de la vida de Dios a través de Jesús, el Mesías.”

El Nuevo Testamento no es ambiguo en su declaración de que Jesús es el Mesías prometido, y que todos los que son salvos deben entrar por la puerta estrecha de la fe en Jesús como el Cristo. La iglesia Cristiana tiene una gran deuda con el pueblo Judío, el pueblo elegido de Dios. Lo más importante es que les debemos el evangelio.

El Dr. Mohler tiene razón, siendo que el Evangelio nos fue comunicado por el Mesías de los Judíos y por sus apóstoles, la Iglesia Cristiana tiene una deuda con ellos, particularmente de llevarles el Evangelio de vuelta (e.g., Hechos 20:21;Rom. 15:27).

A la luz de lo que hemos expresado hasta este punto, examinemos la resolución de la Convención Bautista del Sur sobre el Evangelismo a los Judíos de 1996:

CONSIDERANDO, que Jesús ordenó que el arrepentimiento y el perdón de los pecados se predicase en su nombre entre todas las naciones, comenzando desde Jerusalén (Lucas 24:47); y

CONSIDERANDO, que nuestros esfuerzos evangelísticos han descuidado en gran parte al pueblo Judío, tanto en casa como en el extranjero; y

CONSIDERANDO, que estamos en deuda con el pueblo Judío, por quien hemos recibido las Escrituras y nuestro Salvador, el Mesías de Israel, y ellos son amados por causa de los padres (Romanos 11:28 b); y

CONSIDERANDO, que ha habido un esfuerzo organizado por parte de algunos, ya sea para negar que los Judíos necesitan venir a su Mesías Jesús, para ser salvos; o para reclamar, por cualquier razón, que los Cristianos no tienen ni derecho ni obligación de proclamar el Evangelio a los Judíos; y

CONSIDERANDO, que existe evidencia de una respuesta cada vez mayor entre el pueblo Judío en algunas áreas de nuestra nación y nuestro mundo; Ahora, por lo tanto,

SE RESUELVE, que nosotros, los mensajeros de la Convención Bautista del Sur, reunidos en Nueva Orleans, Louisiana, 11 a 13 junio, 1996, reafirmamos que no nos avergonzamos del Evangelio de Cristo, porque es el poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego (Rom. 1:16);

Y ADEMAS SE RESUELVE, Que nos comprometemos nuevamente a la oración, especialmente por la salvación del pueblo Judío, así como para la salvación de todo linaje y lengua y pueblo y nación (Apocalipsis 5:9); y

FINALMENTE SE RESUELVE, que dirigimos nuestras energías y recursos hacia la proclamación del Evangelio a los Judíos.

Esta resolución tomada por los mensajeros de la Convención Bautista del Sur, reunidos en Nueva Orleans, Louisiana, del 11 al 13 junio de 1996 representa un loable recordatorio de que el Evangelio debe ser proclamado a todas las naciones, al Judío primeramente y también al Griego.

Las Sagradas Escrituras dicen:

Rom. 1:16  Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree, del Judío primeramente y también del Griego.

Lucas 24:46  Y les dijo: “Así está escrito, que el Cristo (el Mesías) padecerá y resucitará de entre los muertos al tercer día; 47 y que en Su nombre se predicará el arrepentimiento para el perdón de los pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 48 ”Ustedes son testigos de estas cosas.

Apocalipsis 5:9 Y cantaban un cántico nuevo, diciendo:

“Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre compraste (redimiste) para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación.

Testifiquemos pues a toda etnia, acerca del evangelio de Jesucristo, haciendo discípulos de todas las naciones.

Rev. Peter Citelli,
Presidente
Ministerio Int’l Reino de Dios, Inc.

Hermanos, no somos Aficionados: Un llamado a la Preparación Ministerial

458056277_640Dr. Jason K. Allen

Pocos hombres han dado forma a la iglesia del siglo 21 más que John Piper, y pocos de sus libros han demostrado ser más útiles que “Hermanos, no somos profesionales.” Piper tiene razón. Los ministros no deberían ser profesionales, y su llamado a un ministerio radical, sacrificial y desinteresado, da en el clavo. Sin embargo, cuando se trata del Servicio Ministerial, tampoco estamos llamados a ser aficionados.

Un aficionado ministerial no es aquel que no posee formación formal o grados avanzados de instituciones de renombre. Un aficionado es aquel que no posee la base de conocimientos, habilidades y experiencia para una tarea en particular, en este caso el ministerio Cristiano. Es decir, uno puede todavía ser un aficionado, aunque con un título ganado, y uno puede ser un ministro fiel, aunque le falte uno.

De hecho, los Cristianos – y en especial los ministros – están llamados a ser personas a lo Primera de Corintios 1, con confianza a predicar la locura de la cruz. Por otra parte, la lista de los que carecían entrenamiento teológico formal, quienes al mismo tiempo impactaron al mundo para Cristo es larga, incluyendo luminarias como John Bunyan, Charles Spurgeon, y Martyn Lloyd-Jones. He aprendido mucho de hombres en los tiempos pasados ​​y presentes que carecían de educación formal.

Sin embargo, nunca antes en la historia de la iglesia la educación teológica ha sido tan accesible, y nunca antes ha sido tan necesaria. La tecnología avanzada, sistemas de suministro innovadores, y los recursos que proliferan, todos hacen de ser un aficionado ministerial, un estado permanentemente – inexcusable. ¿Por qué buscar preparación para el ministerio?

La complejidad de nuestros tiempos

Nuestro momento cultural requiere una preparación ministerial rigurosa. Cada generación se presenta a la iglesia con dificultades especiales, pero nuestra generación viene con equipaje único y angulosidad. No es que el siglo 21 es más caído o más secular que los anteriores, pero bien puede ser más complejo.

El quedarse perplejo ante preguntas éticas, a menudo las complejas ramificaciones tortuosas del pecado, y una intelectualidad cultural que dedica sus mejores energías a socavar el sistema de creencia Cristiano, todos presentan a la iglesia serios desafíos.

Los perdidos necesitan más que respuestas superficiales provenientes de ministros mal equipados.  Ellos necesitan ministros preparados para presentar la dotación completa de la verdad Cristiana de un modo atractivo, pensante, y convincente.

La centralidad de la enseñanza de las Escrituras

La predicación y la enseñanza de la Sagrada Escritura son la responsabilidad principal del ministro Cristiano, y es la necesidad central de la iglesia. De hecho, con el fin de ser bíblicamente calificados para ser un ministro cristiano, uno debe ser ” apto para enseñar “. [ 1 ]

Pablo comisionó a Timoteo en repetidas ocasiones a un ministerio fiel de la Palabra con exhortaciones como: ” Retén la forma de las sanas palabras “, “cuida la verdad que se te ha confiado.”, ” maneja con precisión la palabra de verdad. ” y ” predica la Palabra”. [ 2 ] Estas exhortaciones, y muchas otras, requieren una mente renovada – y una mente informada. Simplemente no hay lugar en el ministerio para la exégesis descuidada, la interpretación de mala calidad, o sermones superficiales.

Uno puede ser un fiel ministro sin un título de seminario, pero no se puede ser fiel ministro sin conocer la Escritura.

Las consecuencias del Ministerio

Existe una correlación alarmante inversa entre la seriedad de la tarea ministerial y la ligereza con la que a menudo algunos la toman. No vamos a dejar que un mecánico inexperto reconstruya nuestra transmisión, ni permitiríamos que un pediatra indocto diagnostique a nuestros hijos. Sin embargo, las iglesias suelen colocar a individuos con los niveles más bajos de preparación en el cargo más alto – el pastorado.

¿Por qué uno a sabiendas recibiría el cuidado de su alma y la instrucción bíblica de un aficionado?, y ¿por qué un ministro se contenta con ser un aficionado? Las almas están en la balanza. Hay un cielo que ganar y un infierno que evitar. Hay una verdad fija para defender y proclamar. Satanás es serio acerca de su llamado; los ministros deberian ser serios acerca del de ellos. El ministerio tiene demasiadas consecuencias para no serlo.

La prioridad de la Gran Comisión

El fin por el cual el ministro trabaja es la proclamación del Evangelio y la promoción de la Gran Comisión. El Cumplimiento de la Gran Comisión requiere una carga por los perdidos, una pasión por la gloria de Dios en la salvación de los pecadores, y una mente preparada para razonar, enseñar y presentar persuasivamente el evangelio.

Por otra parte, la Gran Comisión es un llamado a hacer discípulos, no sólo conversos. Aunque a menudo esto es conceptualizado como principalmente un acto de celo, la Gran Comisión también requiere conocimiento. Se requiere una disposición a ” dar una respuesta de la esperanza dentro de ti “, una capacidad de ” contender ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos. “, y una habilidad para “enseñar estas cosas a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros “. [ 3 ]

Conclusión

Una vez escuché a un profesor reprender a un estudiante que argumentó que era apropiado que el leyera su sermón de sus manuscritos porque Jonathan Edwards leyó su sermón de los suyos. El profesor replicó: “¡Tonto, tu no eres Jonathan Edwards!” Del mismo modo, no mires a modelos como Spurgeon y Lloyd-Jones como justificación para no buscar una educación teológica formal. Ellos eran genios que se instruyeron a si mismos. Pero lo mas probable es que tu no seas un genio como ellos.

Dios bien te puede utilizar a pesar de la falta de entrenamiento formal, pero si tienes la accesibilidad en lo que respecta a la educación teológica – y casi todas las personas en el planeta ahora la tienen – ¿para que buscarla?

Los Ministros serán juzgados por su fidelidad, no por sus logros académicos, pero es imposible ser un ministro fiel sin estar correctamente equipado. Hermano, no debes ser un ministro aficionado.

[ 1 ] I Timoteo 3:2 .

[ 2 ] II Timoteo 1:13-14 ; II Timoteo 2:15; II Timoteo 4:2 .

[ 3 ] I Pedro 3:15; Judas 1:3 ; II Timoteo 2:2 .

Traducido por el Reverendo Peter Citelli.

Contando nuestros días con sabiduría

tiEnséñanos a contar de tal modo nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría  (Salmos 90:12).

De acuerdo a un reloj en el internet quedan aproximadamente

364    dias
8737    horas
524267    minutos
31455974    segundos

Hasta la llegada del viernes 1 de Enero del 2016, el contador de tiempo solo progresa aceleradamente sin detenerse.

El Salmista nos guía a considerar en como vamos a usar el tiempo que el Dios Soberano nos ha concedido en su providencia.

Muchos se alegran con la llegada del año nuevo, sin embargo con este también llega la responsabilidad de administrarlo de la mejor manera posible en vista de la brevedad del mismo.

Salmos 39:4
4 “SEÑOR, hazme saber mi fin,
Y cuál es la medida de mis días,
Para que yo sepa cuán efímero soy.

Pablo nos recuerda

1 Corintios 4:2
Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.

Somos mayordomos de todo lo que Dios en su providencia nos encarga. Y en todas estas cosas debemos mostrar fidelidad.

Algunos creen que tan solo con la llegada del Año Nuevo eso traerá cambios por si mismos, pero eso no es real. Los buenos deseos para el año nuevo deben estar bien acompañados.

Si quieres cambios en tu dieta, entonces debes decidirte a seguir un plan y rendirlo a la Voluntad del Dios Soberano al mismo tiempo que tomas un curso de acción especifico para poder lograrlo. Lo mismo es aplicable si quieres crecer en la fe, educación, finanzas, relaciones, salud etc.

Pero el crecimiento en estas areas no va a ocurrir por si solo, necesitas poner tu fe en acción de una manera practica.

Santiago nos ilustra la manera correcta de planear:

Más bien, debieran decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello (Santiago 4:15).

Con esto queremos decir que la Soberanía de Dios no excluye la responsabilidad de cada uno para planear y ejecutar dicho plan en acorde con su voluntad.

Que el Señor nos ayude a caminar responsablemente con el “nuevo” tiempo que El nos ha asignado providencialmente en su sabiduría.

Deseándote lo mejor para el Año Nuevo 2015 y orando por ti,

Rev. Peter Citelli
Presidente
Min. Int’l Reino de Dios


Agradecidos, pero ¿A quién?

gracAños atrás una canción protesta se puso muy de moda la cual decía en unas de sus estrofas “Gracias a la vida que me ha dado tanto,” la misma canción finalizaba con las palabras “Gracias a la vida, Gracias a la vida, Gracias a la vida”.  El objetivo era claro, solo se debería dar gracias “a la vida” y a nadie mas.

La canción infiltraba un concepto que se ha vuelto muy popular también en nuestros días.

Por ejemplo los humanistas seculares (ateos), el día de ayer subieron un cartel en Times Square, que presenta la idea de que “el amor y la gratitud pueden ser totalmente expresados sin creer en Dios.”

Su cartel lee “Millones muestran amor y gratitud sin Dios”.

Acertadamente, Ken Ham sostiene que “Los ateos están sin duda tratando de promover su religión de la desesperanza.”

Estos están trabajando arduamente, de continuo y de una manera consistente para sacar a Dios de la mente de la sociedad Americana.

Similarmente, leí un post de una embajada en una ciudad de Sudamérica que sostenía que en los Estados Unidos,  “el Día de Acción de Gracias … es la fecha en que familias y amigos se reúnen para compartir una comida tradicional y para dar las gracias por las buenas cosas que ofrece la vida.”

Y ese puede ser el caso de las familias ateas, que pretenden dar “gracias a la vida” por las buenas cosas que ofrece, no a “Dios el creador de la vida.”

La Escritura nos habla de la consecuencia que viene sobre los han tomado esa posición.

Romanos 1:21 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión.

No obstante, “para los Creyentes” comenzando con los peregrinos de la Colonia de Plymouth en 1623, “el Día de Acción de Gracias” fue y continua siendo una oportunidad mas para agradecer a Dios, por su misericordia y bondad.

Tal como nos recuerda Santiago,

Santiago 1:16 Así que no se dejen engañar, mis amados hermanos. 17 Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.

Los peregrinos de la primera fiesta del Día de Acción de Gracias, agradecieron A DIOS, por lo que tuvieron y oraron por su ayuda para el invierno que vendría. Ellos agradecieron a Dios por su provisión.

Porque El ha saciado al alma sedienta, y ha llenado de bienes al alma hambrienta (Salmo 107:9).

Así, que el punto en este “Día de Acción de Gracias” no es estar agradecido “a la vida …” [como están proponiendo los ateos], sino dar GRACIAS al Creador de la Vida y dador de toda dadiva.

Como dicen los Salmos,

Por siempre cantaré de las misericordias del SEÑOR; Con mi boca daré a conocer Tu fidelidad a todas las generaciones (Salmos 89:1).

Tú eres mi Dios, y Te doy gracias; Tú eres mi Dios, y yo Te exalto (Salmo 118:28).

Este “Día de Acción de Gracias” asegurémonos de que nuestras familias, hermanos y amigos entiendan que debemos estar a agradecidos “a Dios” por sus múltiples bondades (Mateo 5:45), las cuales no son productos del “azar”, sino de su mano como el Dios Creador.

Entren por Sus puertas con acción de gracias, Y a Sus atrios con alabanza. Denle gracias, bendigan Su nombre (Salmo 100:4).

Feliz Día de Acción de Gracias,

Pastor Peter Citelli,
Ministerio Int’l Reino de Dios

Identificando al Manipulador

2 Pedro 2:1-3

1 … Habrá también falsos maestros entre ustedes …Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado. En su avaricia los explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida.

El Apóstol Pedro advirtió al rebaño de Cristo, que iban a experimentar la influencia de falsos lideres, cuya sensualidad [deseo caprichoso] y avaricia [codicia de un número mayor] y palabras falsas [moldeables como la cera] serian identificadores que ellos tenían que saber reconocer.

Pedro les advirtió que estos inescrupulosos, serian juzgados por el Señor con una justa destrucción repentina (v.3).

El Apóstol Juan dijo algo similar cuando animo a la Iglesia a saber discernir probar y examinar la genuinidad de los que pretendían ser representantes de Dios.

El dijo,

Amados, no crean a todo espíritu, sino prueben los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo (1 Juan 4:10).

El Señor Jesús nos dice como saber reconocerlos,

Mateo 7:16 Puedes identificarlos por su fruto, es decir, por la manera en que se comportan.

No te guíes por las palabras suaves y sutiles con las que hablan, observa “la manera en que se comportan”.

Amado hermano en Cristo, es necesario que sepas que en el Cuerpo de Cristo existe tal cizaña, pero te va a tocar a ti, el discernir, probar, examinar la genuinidad de los que aparentan ser lideres “calificados por Dios” (e.g. Ef. 4:1; 1 Tim. 3:2; Tito 1:6,7).

Acertadamente el Dr. George Simon, sostiene que el “manipulador es un agresor encubierto“, que usa tácticas de poder para manipular, empujar su agenda y justificar su conducta.

Simon, dice que el manipulador “es un calculador, que sabe que si puede pasar mas alla de tu resistencia, el ha avanzado mas de la mitad de su meta, asi que el guarda su objetivo escondido.”

El líder manipulador sabe que si logra burlar tu resistencia, sin que te percates de lo que el esta haciendo, el lograra cumplir su capricho, usandote de manera impropia.

Este quiere usarte egoístamente para sus propósitos “sin que te des cuenta”, usando métodos y mentiras ingeniosas, a manera de arte.

Dr. Diehm sostiene que el ser usado, aprovechado y por ende abusado para los propósitos egoistas del manipulador, “es una de las peores cosas que le pueden ocurrir a un ser humano.”

Usualmente el manipulador victimiza a aquellos que poseen un deseo excesivo de gustar a los demás.

H. B. Braiker dijo acertadamente,

“Si eres un adicto a la aprobación, tu comportamiento es tan fácil de controlar como el de cualquier otro adicto. Todo manipulador usa un simple proceso que consta de dos pasos: Darte lo que tanto deseas (aprobación), y luego amenazarte con quitártelo. Cada vendedor de drogas en el mundo juega ese mismo juego.”

Si un líder manipulador se da cuenta que tu necesitas aprobación, el se aprovechara de tu debilidad para controlarte.

Otro método que frecuentemente usa el “líder” manipulador es la culpa, el manipulador es un experto en discernir quien se siente culpable para aprovecharse de el. Y usara mecanismos de culpabilidad para manejarte a su antojo.

El manipulador también percibe los sentimientos de inferioridad en sus victimas, las que llegan a pensar que no merecen un mejor trato (2 Sam. 16:10).

Otro mecanismo que usa el líder manipulador es la adulación.

El Dr. William J. Diehm, ha dicho que “Cuando un manipulador se da cuenta que usted no tiene un concepto muy alto de su persona, va a utilizar su técnica de la adulación. Un poco de adulación ahora y otro poco después y termina haciendo con usted lo que quiere.”

La Sagrada Escritura advierte al sabio a huir de los que lisonjean (adulan, halagan, elogian) con sus palabras (e.g., Proverbios 5:3; 6:24; 7:5, 21).

Y si te encuentras con una persona y particularmente un “líder” cuyo comportamiento continuo es el de un manipulador, aprovechador y experto del engaño, el cual rehúsa arrepentirse de su mal proceder, debes considerar el abandonar al tal, no sea que participes de sus malas obras (Apocalipsis 14:8).

No le confíes tu familia, tus recursos, dones y talentos!

Pues no estarías sirviendo a Dios sino a los intereses del tal. No estarías apoyando la obra de Dios, sino la obra del enemigo, y a aquel que le sirve para sus propósitos.

Por tanto, corta las cuerdas del manipulador y evítalo. Pronto, Dios le dará lo que se merece por aprovecharse del rebaño de Cristo, como Pedro asevera “El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida” (v.3).

2 Timoteo 3:5 (NTV)

Actuarán como religiosos pero rechazarán el único poder capaz de hacerlos obedientes a Dios. ¡Aléjate de esa clase de individuos!

Mateo 7:15

15 Cuídense de los falsos … que vienen a ustedes con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Que el Príncipe de los pastores te ayude a discernir y a encontrar la protección de un verdadero pastor santificador y de un rebaño que camina en reverencia genuina, al Señor y a su Palabra (Prov. 1:7;  20:6; 1 Ped. 5:2-4).

Rev. Peter Citelli

¿Se le ha dado a satanás dominio sobre la tierra hasta que Jesús regrese? Si es así, ¿por qué se le dio esa autoridad?

ImagenPor  R.C. Sproul.

Sólo hay un Señor supremo de todo el mundo, y ese es Dios. Se nos dice en el Antiguo Testamento que todo este concepto de dominio fue compartido con Adán y Eva.  Al hombre se le dio dominio sobre la tierra para ser vice-regentes de Dios, es decir, vice reyes para representar el reino de Dios en este planeta.  Por supuesto, hemos hecho un lío terrible con esto, y nos fuimos sujetando cada vez más al poder de Satanás.  Pero ese poder de Satanás no sólo tuvo un duro golpe, sino un golpe fatal por causa de Cristo en su encarnación.

Se nos dice que, en primer lugar, que Dios el Padre dio a Jesús toda autoridad en el cielo y en la tierra.  En su ascensión, Cristo está sentado a la diestra de Dios, donde esta coronado como el Rey de reyes y Señor de señores.  Eso fue un golpe tremendo para todos los poderes terrenales o satánicos, principados y huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.  Así que si usted me pregunta quien está en el dominio sobre este mundo en este momento, creo que el Nuevo Testamento es muy claro en eso.  El que está en el dominio es el Señor.

El Señor nuestro Dios Todopoderoso reina, y el Señor Cristo reina en este mundo en este momento.  Su reino no será de este mundo, pero ciertamente incluye este mundo, y Jesús tiene toda autoridad sobre el cielo y la tierra.

Incluso en este momento, mientras estoy discutiendo esta cuestión, la autoridad y el poder de Satanás se encuentra limitado y subordinado a la autoridad que reside en Cristo. Cristo ahora es el rey de esta tierra. Su reino es invisible, y no todo el mundo lo reconoce. La gente está dando más lealtad al príncipe de las tinieblas que al Príncipe de la Paz, pero eso es un acto de usurpación por parte de Satanás. Su poder está restringido, limitado y es temporal.

Lo que ha sucedido brevemente es lo siguiente: al poder y la autoridad de Satanás se le ha asestado un golpe mortal en la persona de Cristo.  La Cruz, la Encarnación, la Resurrección y la Ascensión han debilitado tremendamente cualquier poder o autoridad que Satanás disfrutaba, pero no lo ha aniquilado.  Eso vendrá más tarde, cuando Cristo complete su obra de redención, con la consumación de su reino.  Todas las cosas serán llevadas cautivas a él, y toda rodilla se inclinará a él, incluyendo a los ángeles caídos, los cuales se inclinarán en sumisión a su autoridad.

Dr. R. C. Sproul es co-pastor de la Capilla de San Andrés, en Sanford, Florida, 
presidente de Ligonier Ministries, y autor del libro y la enseñanza en series "La Santidad de Dios".

¿A quién justifica Dios?

b“No he venido a llamar a justos [i.e. a los que se creen justos y que no necesitan arrepentirse de nada], sino a pecadores al arrepentimiento.” – Lucas 5:32

El propósito de la primera venida del Señor, fue el llamar a los que sabían que por causa de su condición espiritual [i.e. sus múltiples pecados] no entrarían al Reino salvífico de Dios.

El no vino a llamar, a aquellos que se creían “justos” por la practica de su religión y obras de moralidad.

El vino a llamar a pecadores, que no tenían ninguna posibilidad de entrar en el reino de Dios, los cuales en una humildad, (provocada por el Espíritu Santo) se humillarían delante de Dios, reconociendo su bancarrota espiritual y dependiendo solo de la misericordia y la gracia de Dios para salvarlos y dejarlos entrar en su reino.

El Señor Jesús les conto la siguiente parábola:

Lucas 18:9-14

9 Dijo también Jesús esta parábola a unos que confiaban en sí mismos como justos, y despreciaban a los demás: 10 “Dos hombres subieron al templo a orar; uno era Fariseo y el otro recaudador de impuestos. 11 El Fariseo puesto en pie, oraba para sí de esta manera: ‘Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: estafadores, injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador de impuestos. 12 Yo ayuno dos veces por semana; doy el diezmo de todo lo que gano.’

13 Pero el recaudador de impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: ‘Dios, ten piedad de mí, pecador. 14 Les digo que éste descendió a su casa justificado pero aquél no; porque todo el que se engrandece será humillado, pero el que se humilla será engrandecido.”

El recaudador de impuestos, que reconoció su pecado y su imposibilidad de salvarse a si mismo por sus obras, fue aquel al que Dios justifico.

El fariseo que se jactaba de todas sus aparentes, obras de religiosidad y moralidad externas, no.

Cristo sigue llamando al arrepentimiento a los que saben en su interior que son pecadores, y que en su practica y fachada religiosa externa y condición actual, Dios no los dejaría entrar en su Reino.

1 Cor. 6:9 ¿O no saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se dejen engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

Nadie que viva continuamente de esta manera por muy “espiritual, religioso o prominente” que aparente ser, entrara en el Reino de Dios.

No obstante, algunos pecadores son impactados por la convicción del Espíritu Santo, de su hipocresía religiosa y fraude espiritual,  llegando al arrepentimiento genuino delante de Dios.

Es a estos, como el recaudador de impuestos, quien “no quería ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: ‘Dios, ten piedad de mí, pecador’” que Dios justifica.

Es a estos, de corazón contrito y humillado que Dios no desprecia.

Salmo 51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito;
 al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.

Los fariseos [y los presuntuosos de hoy], creían que eso no era aplicable para ellos.  Estos se creían justos y saludables en lo espiritual [cf. Mar. 2:15,17] y que no necesitaban arrepentirse de nada.

Sin embargo, a los que reconocen su insuficiencia espiritual, debido a su enfermedad terminal llamada pecado; los que dicen
 ‘Dios, ten misericordia de mí, pecador,’ son los que Dios justifica por su gracia.

Es de aquellos que poseen una fe en el Señor Jesucristo, que incluye el componente del arrepentimiento, de los que se se dice:

Romanos 5:1 Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo

Rev. Peter Citelli

© 2013 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados.

E-mail: oficina@reinodedios.tv