Agradecidos, pero ¿A quién?

gracAños atrás una canción protesta se puso muy de moda la cual decía en unas de sus estrofas “Gracias a la vida que me ha dado tanto,” la misma canción finalizaba con las palabras “Gracias a la vida, Gracias a la vida, Gracias a la vida”.  El objetivo era claro, solo se debería dar gracias “a la vida” y a nadie mas.

La canción infiltraba un concepto que se ha vuelto muy popular también en nuestros días.

Por ejemplo los humanistas seculares (ateos), el día de ayer subieron un cartel en Times Square, que presenta la idea de que “el amor y la gratitud pueden ser totalmente expresados sin creer en Dios.”

Su cartel lee “Millones muestran amor y gratitud sin Dios”.

Acertadamente, Ken Ham sostiene que “Los ateos están sin duda tratando de promover su religión de la desesperanza.”

Estos están trabajando arduamente, de continuo y de una manera consistente para sacar a Dios de la mente de la sociedad Americana.

Similarmente, leí un post de una embajada en una ciudad de Sudamérica que sostenía que en los Estados Unidos,  “el Día de Acción de Gracias … es la fecha en que familias y amigos se reúnen para compartir una comida tradicional y para dar las gracias por las buenas cosas que ofrece la vida.”

Y ese puede ser el caso de las familias ateas, que pretenden dar “gracias a la vida” por las buenas cosas que ofrece, no a “Dios el creador de la vida.”

La Escritura nos habla de la consecuencia que viene sobre los han tomado esa posición.

Romanos 1:21 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión.

No obstante, “para los Creyentes” comenzando con los peregrinos de la Colonia de Plymouth en 1623, “el Día de Acción de Gracias” fue y continua siendo una oportunidad mas para agradecer a Dios, por su misericordia y bondad.

Tal como nos recuerda Santiago,

Santiago 1:16 Así que no se dejen engañar, mis amados hermanos. 17 Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.

Los peregrinos de la primera fiesta del Día de Acción de Gracias, agradecieron A DIOS, por lo que tuvieron y oraron por su ayuda para el invierno que vendría. Ellos agradecieron a Dios por su provisión.

Porque El ha saciado al alma sedienta, y ha llenado de bienes al alma hambrienta (Salmo 107:9).

Así, que el punto en este “Día de Acción de Gracias” no es estar agradecido “a la vida …” [como están proponiendo los ateos], sino dar GRACIAS al Creador de la Vida y dador de toda dadiva.

Como dicen los Salmos,

Por siempre cantaré de las misericordias del SEÑOR; Con mi boca daré a conocer Tu fidelidad a todas las generaciones (Salmos 89:1).

Tú eres mi Dios, y Te doy gracias; Tú eres mi Dios, y yo Te exalto (Salmo 118:28).

Este “Día de Acción de Gracias” asegurémonos de que nuestras familias, hermanos y amigos entiendan que debemos estar a agradecidos “a Dios” por sus múltiples bondades (Mateo 5:45), las cuales no son productos del “azar”, sino de su mano como el Dios Creador.

Entren por Sus puertas con acción de gracias, Y a Sus atrios con alabanza. Denle gracias, bendigan Su nombre (Salmo 100:4).

Feliz Día de Acción de Gracias,

Pastor Peter Citelli,
Ministerio Int’l Reino de Dios

Anuncios

Cosas que debemos agradecer a Dios

“El día de acción de Gracias” no es solo “un día” o un “evento anual” que se celebra exclusivamente en los Estados Unidos, sino una vivencia diaria que los cristianos alrededor del mundo deberían practicar, puesto que la Escritura nos indica:

Den gracias [continuamente] en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús (1 Tesalonicenses 5:18).

Tenemos muchas cosas por las que vivir diariamente agradecidos a Dios tales como:

1. Su perdón inmerecido: por que libró de la condenación a los que se han arrepentido de sus transgresiones para con los mandamientos de Dios y han puesto su fe en el Señor Jesucristo:

Rom 8:1  Por tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo Jesús

¿Porque es esto tan grande? Por que no había nada que podíamos hacer para salvarnos,

  • Estábamos muertos (espiritualmente) en nuestros delitos y pecados Ef. 2:1,2 estábamos contaminados por la enfermedad llamada pecado que nos dominaba con problemas, amarguras, resentimientos, odio, dolor y temor y éramos incapaces de vencer estas cosas.
  • Éramos hijos del diablo, Jn 8:44 y lo obedecíamos como sus esclavos, Ef. 2:2
  • Obedecíamos a nuestra carne y a nuestra mente en todas sus pasiones y deseos prohibidos descontrolados, Ef. 2:3a
  • Éramos herederos de la ira y condenación de Dios, 3b
  • Estábamos excluidos de la Gloria de su Reino celestial, Rom 3:23

Ap 22:15  Afuera están los perros, los hechiceros, los inmorales, los asesinos, los idólatras, y todo el que ama y practica la mentira.

Gal 5:19 inmoralidad, impureza, sensualidad, 20  idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones (divisiones), herejías, 21  envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales les advierto, como ya se lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Ef 5:5  Porque con certeza ustedes saben esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

1Co 6:9  ¿O no saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se dejen engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales,
10  ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

11  Y esto eran algunos de ustedes; pero fueron lavados, pero fueron santificados, pero fueron justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.

Y nuestro destino final era la condenación eterna:

Apocalipsis 21:8 (NTV)

»Pero los cobardes, los incrédulos, los corruptos (abominables que se han contaminado y se han vuelto inmundos a los ojos de Dios, practicando lo que su ley prohibe cf. Lev. 11:42-45; 18:4-30; 20:25-26 ), los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujería, los que rinden culto a ídolos y todos los mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre. Ésta es la segunda muerte».

Dios el Juez de vivos y muertos tenia todas las evidencias para condenarnos, sin embargo en una manifestación de las sobreabundantes riquezas de su gracia, sobre la base de nuestro genuino arrepentimiento y fe en el Señor Jesucristo (los cuales El también nos concedió), nos perdonó.

Adicionalmente, el Espíritu Santo nos da testimonio, después de haber dicho:

HEBREOS 10:16  “Este es el pacto que hare con ellos
después de aquellos dias, dice el Señor:
Pondre Mis leyes en su corazón,
y en su mente las escribire,” añade:
17 “Y nunca mas Me acordare de sus pecados e iniquidades.”

 2. Su misericordia: porque no nos dio de acuerdo a lo que realmente merecíamos

Ef 2:4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó,
5 aun cuando estábamos muertos en (a causa de) nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia ustedes han sido salvados),
6 y con El nos resucitó y con El nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús

3. Su amor: el cual fue demostrado de una manera práctica

Rom 5:8 Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

1Jn 4:19 Nosotros le amamos a Él, porque Él nos amó primero.

Dios mostró su amor en que cuando eramos aún impios (i.e. irreverentes, sin temor de Dios). Cristo murió por nosotros

Rom 5:6 Porque mientras aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos.

7 Porque difícilmente habrá alguien que muera por un justo, aunque tal vez alguno se atreva a morir por el bueno.
8 Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que  siendo [cuando eramos] aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

“Siendo aún pecadores” habla de nuestra condición pasada cuando estábamos separados de Dios.

No obstante todavía los creyentes ocasionalmente ofendemos la gracia de Dios pecando contra El, pero la diferencia es que los que están en Cristo, ya son miembros de la familia de Dios, la ofensa es de otro tipo.

4. Su Continuo Perdón: el cual es rico en misericordia

1Jn 2:1  Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Y si alguien peca, tenemos Abogado (Intercesor) para con el Padre, a Jesucristo el Justo.

1Jn 1:9  Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad (iniquidad).

Psa 32:5  Te manifesté mi pecado, Y no encubrí mi iniquidad. Dije: “Confesaré mis transgresiones al SEÑOR;” Y Tú perdonaste la culpa de mi pecado. (Selah)

Pro 28:13  El que encubre sus pecados no prosperará, Pero el que los confiesa y los abandona hallará misericordia.

5. Su Gracia:  la cual como ya hemos mencionado es sobreabundante

Ef 2:8  Porque por gracia ustedes han sido salvados por medio de la fe, y esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios;

9  NO por OBRAS, para que nadie se gloríe.

Sin embargo, la Gracia tambien nos enseña a negarnos a la impiedad (i.e. a ser irreverentes para con Dios) y a los deseos mundanos

Tito 2:11 Pues la gracia de Dios ya ha sido revelada, la cual trae salvación a todas las personas. 12 Y se nos instruye a que nos apartemos de la vida mundana y de los placeres pecaminosos. En este mundo maligno, debemos vivir con sabiduría, justicia y devoción a Dios

6. Su Propósito: el cual es su plan trazado desde la eternidad

Rom 8:28  Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.

Ef 2:10  Porque somos hechura Suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

7. Su Cuidado y Provisión:  Puesto que El ha prometido cuidar de nuestras necesidades

1Pe 5:7  Echando toda su ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de ustedes.

Rom 8:32  El que no negó ni a Su propio Hijo, sino que Lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también junto con El todas las cosas?

También el nos ha provisto de seres queridos, familiares, amigos y hermanos en la fe con los que junto podemos dar gracias a Dios en este día y siempre.

En fin, son muchas las cosas por las cuales deberíamos vivir agradecidos a Dios y todas las páginas que se podrían escribir, no alcanzarían para mencionar todas.

No obstante la instrucción de la Palabra de Dios, sigue en pie:

1 Tesalonicenses 5:18 (NTV) 

 Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.

Continuemos viviendo diariamente con un corazón agradecido.

¡Feliz día de acción de gracias!

Bendiciones,

Pastor Peter Citelli

https://www.facebook.com/MinisterioInternacionalReinodeDios

© 2012 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados. 
P.O. Box 246406 Pembroke Pines, Fl 33024