El Cristiano y las emociones

“Jesús lloró” (Juan 11:35).

Algunos usan este texto para sustentar el hecho de que Jesús el Dios-hombre tuvo emociones, y por tanto concluyen en que el dejarse controlar por las emociones es una experiencia válida en la vida del Cristiano. De esta manera, pretenden justificar la emocionalidad de la que se han hecho dependientes.

El Diccionario de la Real Academia Española nos informa que la Emoción (Del lat. emotĭo, -ōnis), es una “Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.”

Adicionalmente, notamos que la palabra Griega para llorar usada en Juan 11:35 (ἐδάκρυσεν, edakrysen) muestra que Jesús sollozó, derramando lágrimas emotivas al ver la incredulidad de su pueblo (entre los cuales había hecho muchos otros milagros). Consecuentemente, también lloró por causa de las consecuencias que les sobrevendrían a causa de su rechazo (Mat. 23:37-38).

En efecto, el ser humano ha sido capacitado por Dios con intelecto, emociones, y voluntad. No hay nada malo en hacer uso de estas capacidades, en el marco de la Palabra de Dios y su diseño divino, pues estas demuestran que fuimos creados a imagen de Dios, (Imago Dei).

Sin embargo, los falsos maestros (empresarios astutos) se han dado cuenta de que se puede condicionar la emoción de las masas por medio de la música, sonidos, luces de colores, humo (tipo concierto). De esta manera les fabrican una atmósfera irreal, una ilusión, a la que llaman “presencia de Dios”, pero que en realidad no lo es.

En algunas ocasiones he escuchado como tele-evangelistas carismáticos, incitan a las masas a que ellos mismos creen “una atmósfera” de adoración, es decir que les piden que se autosugestionen (i.e. que entren en un trance) de que algo “sobrenatural” esta ocurriendo en ese mismo momento.

Se les demanda a “que se desconecten de la razón”, bajo la excusa de que “lo sobrenatural de Dios” no puede operar en conjunto con el raciocinio, el discernimiento, la inteligencia, la reflexión, y el buen juicio.

Se les pide que estos entren en un trance “espiritual” irracional, con la excusa de que supuestamente esto atrae a Dios y crea un ambiente apropiado para que ocurran “milagros”.

Se les está requiriendo como condición para experimentar “lo sobrenatural de Dios”, la ofuscación, el aturdimiento, la imprudencia, la irresponsabilidad, el descuido, la irreflexión, el disparate y el atrevimiento.

Pero esto no tiene nada que ver ni con el Dios verdadero, ni con su Palabra.

“Oraré con el espíritu, pero también oraré con el entendimiento. Cantaré con el espíritu, pero también cantaré con el entendimiento” (1 Corintios 14:15).

De hecho, en el momento que se para la música (con sus efectos acondicionadores), y se prenden las luces, se les acaba “la Unción”, puesto que la alteración emocional intensa y acompañada de una conmoción somática ha cesado.

Es por esto que estos falsos “pastores/empresarios”, usualmente obligan a sus músicos, a tocar mientras ellos hablan, especialmente en el momento de los llamados al altar, con luces coloridas en medio de un auditorio a oscuras, y lloriqueos fingidos y palabras manipuladoras que apelan a la emoción de los congregados. Y que preparan el escenario para estafar a los incautos.

Estos necesitan el trasfondo (musical) para manipular la intensidad emotiva de las masas y llevarlas a un éxtasis, en las que estas no piensan con claridad. Y en ese estado pueden llegar a tomar decisiones irresponsables (tales como entregar todo el salario de un mes, llegando a confiar en “la falsa promesa” del “profeta/pastor” de que les será devuelto con creces en pocos días, porque están sembrando en el tiempo de “la Unción”).

Estas personas han puesto toda su emoción por encima de La Palabra de Dios y de la razón y son presas de una emotividad irracional, y de las palabras persuasivas de estos “charlatanes/estafadores” que posan como “pastores”––y han sucumbido ante el encantamiento de la música “cristiana” y su “mercado”.

Es evidente que existen personas que con sinceridad se quebrantan y derraman sus lágrimas y emociones delante de Dios, en desesperación y en genuina adoración, y Él está consciente de esto (e.g., 1 de Samuel 1:15; Salmo 62:8).

Pero no debes olvidarte que la Palabra de Dios advierte a la Iglesia acerca de los lobos que arremeterían contra el rebaño de Cristo.

La Palabra Sagrada dice:

“Vendrán lobos feroces entre ustedes que no perdonarán el rebaño.” Hechos 20:29

En contraste, los verdaderos hombres de Dios no negocian, ni comercian, ni corrompen la Palabra de Dios:

“Pues no somos como muchos, que comercian (corrompen) la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, hablamos en Cristo delante de Dios.” – 2 Cor. 2:17

No obstante, hay muchos empresarios/falsos pastores “lobos feroces” que con una agenda fría y calculadora, tuercen y comercian con la palabra de Dios, y la usan como carnada para despojar a los ingenuos.

“Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo” (Judas 1:4).

Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado. En su avaricia los explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida” (2 Pedro 2:2-3).

No debes confundir la emotividad, con la Persona de Dios y el vivir en su presencia (Coram Deo), debajo de Su autoridad y para Su gloria. Por cierto, estos aspectos están intrínsecamente ligados al temor reverente y la obediencia a la Palabra de Dios.

Las Iglesias del Cristianismo histórico no tenían luces moradas, ni cámaras de video, ni sintetizadores, ni baterías, ni escenarios con motivos contemporáneos. Sin embargo la Persona de Dios y su Poder eran evidentes porque ellos recibieron la Palabra de Dios con gran humildad, sinceridad e interés genuino.

“De esta iglesia fui hecho ministro conforme a la administración de Dios que me fue dada para beneficio de ustedes, a fin de llevar a cabo la predicación de la palabra de Dios” – Col. 1:25

¿Cuáles fueron las características de la Iglesia del Cristianismo histórico?

El Pueblo de Cristo congregado y atento a recibir la enseñanza de la Palabra de Dios, con una disposición para obedecerla. Esa era su máxima expresión de adoración.

“Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibieron la palabra de Dios que oyeron de nosotros, la aceptaron no como la palabra de hombres, sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en ustedes los que creen” (1 Tes. 2:13).

Entonces ¿puede un Cristiano tener emociones? desde luego. Sin embargo estas deben ser examinadas a la luz de la Palabra de Dios. Porque las emociones fluctúan y son traicioneras, es por eso que el Cristiano no debe basar su vida (mucho menos su experiencia espiritual) en las emociones, sino en el sólido fundamento de la Palabra de Dios y su correcto entendimiento.

El mandato para la Iglesia de Cristo de aquella época, es igualmente aplicable para la Iglesia de hoy,

“Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría enseñándoos y amonestándoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en vuestros corazones.” Col. 3:16.

Que así sea!


Pastor Peter Citelli, es graduado del Word of Life Bible Institute, Arg. (Dip. Th.), Liberty University (A.A., B.S., Cum Laude), The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y sirve como oficial del comité ejecutivo y miembro de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2012 Peter Citelli. Todos los derechos Reservados.

 

 


 

Anuncios

La Iniquidad

La iniquidad, de acuerdo a los falsos “profetas” sensacionalistas es una substancia acumulada en los huesos, demoniaca, que es vomita por medio de la liberación (exorcismo).

No obstante, eso es una exageración que la Biblia, no dice. Ellos dicen que esta iniquidad es transferida por medio de maldiciones generacionales y que estas solo pueden ser quebrantadas por un “liberador” (y desde luego una ofrenda de mil dólares podría ayudar a activar el rompimiento).

Es triste observar como estos falsos “predicadores” que nunca fueron a ningún Instituto Bíblico o Seminario teológico acreditado, sin ninguna preparación académica formal y seria, son “charlatanes efectivos” que le venden a los crédulos, sus invenciones fantásticas y se auto proclaman “expertos de los asuntos de Dios”. El problema es que hay quienes se dejan impresionar por la sutileza y habilidad de sus palabras, y terminan siendo manipulados y en muchos casos estafados por los tales.

Pero la clave es regresar al texto de la Biblia y revisar cuidadosamente lo que Dios mismo dice de algún tema y luego compararlo con lo que te están tratando de vender los “súper ungidos”.

1 Juan 4:1 Amados, no crean a todo espíritu, sino prueben los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo.

La Palabra escrita e inspirada por Dios, es la autoridad suprema y final sobre cualquier asunto y es por medio de ella que probamos y verificamos si lo que nos dice alguna persona es la verdad.

En la Biblia, el concepto de la iniquidad, es realmente – caminar en injusticia, y no tiene nada que ver con una “supuesta” substancia en los huesos, como algunos andan diciendo por allí.

Observemos el siguiente texto:

2Ti 2:19 No obstante, el sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: “El Señor conoce a los que son Suyos,” y: “Que se aparte de la iniquidad (adikia – sin justicia) todo aquél que menciona el nombre del Señor.

Y es de esa carencia de justicia (i.e. injusticia/iniquidad) que uno se debe de apartar.

En el AT la palabra hebrea iniquidad es עווןעון
‛âvôn ‛âvôn

Éxodo 34:7 que guarda misericordia a millares, el que perdona la iniquidad (‛âvôn – injusticia), la transgresión y el pecado, y que no tendrá por inocente al culpable ; que castiga la iniquidad (‛âvôn – injusticia) de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación.”

La palabra Hebrea ‛âvôn, tiene el sentido de alguien que comete una falta injusta, y es culpable de una perversidad, algo depravado, y por ese motivo merecedor del castigo divino.

No obstante, quiero que notes que el texto dice que Dios tiene misericordia y perdona la iniquidad/injusticia v.7 (desde luego por medio de un genuino arrepentimiento y abandono del pecado), en el NT la base del perdón es el sacrificio del Señor Jesús.

Hechos 13:38  Por tanto, hermanos, sepan que por medio de El les es anunciado el perdón de los pecados 39 y que de todas las cosas de que no pudieron ser justificados por la Ley de Moisés, por medio de El, todo aquél que cree es justificado.

En Éxodo 34:7, se nos dice que Dios a pesar de que es misericordioso con los que se arrepienten,

no tendrá por inocente al culpable ; que castiga la iniquidad (‛âvôn) de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación.”

En este caso el culpable, es uno que no quiere arrepentirse, sino que se endurece ante su Palabra y lo rechaza. La promesa de Dios, es que El juzgaría a los Israelitas que hicieran así y en efecto, Dios los juzgó cuando su templo fue destruido, muchas generaciones después que Dios pronunciara estas palabras en Éxodo, lee con detalle, Mat. 23:31-36 y 24:1-2.

Dios si tiene en cuenta a los rebeldes y les paga con creces y en su momento.

Eso es algo que muchos fallando en entender, no tienen en cuenta pero Dios así como es misericordioso, también es fuego consumidor con los que en rebeldía, desprecian su Gracia e invitación al arrepentimiento.

Hebreos 10:30 Pues conocemos a Aquél que dijo: “MIA ES LA VENGANZA, YO PAGARE.” Y otra vez: “EL SEÑOR JUZGARA A SU PUEBLO.” 31 ¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!

Ahora es importante que consideres que Dios a pesar de que designa un día (i.e. un tiempo) donde El va a castigar la iniquidad:

Éxodo 32:34 “Pero ahora ve, conduce al pueblo adonde te he dicho. Mi ángel irá delante de ti. Pero el día que Yo los visite, los castigaré por su pecado” (en este caso el pecado del becerro de oro).

Dios siempre envía mensajeros para llamar al pueblo al arrepentimiento (i.e. ese fue el ministerio de los profetas del AT, y de Juan el Bautista, el Señor Jesús y sus apóstoles en el NT), pero si este rehúsa arrepentirse, entonces SU JUSTICIA sobre la iniquidad/INJUSTICIA será manifestada a plenitud.

Deuteronomio 32:39 Vean ahora que Yo, Yo soy el Señor, Y fuera de Mí no hay dios. Yo hago morir y hago vivir. Yo hiero y Yo sano, Y no hay quien pueda librar de Mi mano.
40 Ciertamente, alzo a los cielos Mi mano, Y digo: Como que vivo Yo para siempre,
41 Cuando afile Mi espada flameante Y Mi mano empuñe LA JUSTICIA, Me vengaré de Mis adversarios Y daré el pago a los que Me aborrecen.

Cuídate de los charlatanes, y apártate de toda injusticia (iniquidad).

2Ti 2:19 No obstante, el sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: “El Señor conoce a los que son Suyos,” y: “Que se aparte de la iniquidad (adikia – injusticia) todo aquél que menciona el nombre del Señor.

Peter Citelli,
Pastor y Maestro

Ministerio Internacional Reino de Dios, Inc.
http://www.facebook.com/MinisterioInternacionalReinodeDios

© 2012 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados.
P.O. Box 246406 Pembroke Pines, Fl 33024

E-mail: oficina@ReinodeDios.tv

Visita nuestra Librería con libros que te serán de bendición:

http://www.reinodedios.tv/Ministerio%20de%20Libros%20Kingdom%20Network.htm

 

 

El Cristiano y las emociones

“Jesús lloró” (Juan 11:35).

Algunos usan este texto para sustentar el hecho de que Jesús el Dios-hombre tuvo emociones, y por tanto concluyen en que el dejarse controlar por las emociones es una experiencia válida en la vida del Cristiano. De esta manera, pretenden justificar la emocionalidad de la que se han hecho dependientes.

El Diccionario de la Real Academia Española nos informa que la Emoción (Del lat. emotĭo, -ōnis), es una “Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.”

Adicionalmente, notamos que la palabra Griega para llorar usada en Juan 11:35 (ἐδάκρυσεν, edákrysen) muestra que Jesús sollozó, derramando lágrimas emotivas al ver la incredulidad de su pueblo (entre los cuales había hecho muchos otros milagros). Consecuentemente, también lloró por causa de las consecuencias que les sobrevendrían a causa de su rechazo (Mat. 23:37-38).

En efecto, el ser humano ha sido capacitado por Dios con intelecto, emociones, y voluntad. No hay nada malo en hacer uso de estas capacidades, en el marco de la Palabra de Dios y su diseño divino, pues estas demuestran que fuimos creados a imagen de Dios, (Imago Dei).

Sin embargo, los falsos maestros (empresarios astutos) se han dado cuenta de que se puede condicionar la emoción de las masas por medio de la música, sonidos, luces de colores, humo (tipo concierto). De esta manera les fabrican una atmósfera irreal, una ilusión, a la que llaman “presencia de Dios”, pero que en realidad no lo es.

En algunas ocasiones he escuchado como tele-evangelistas carismáticos, incitan a las masas a que ellos mismos creen “una atmósfera” de adoración, es decir que les piden que se autosugestionen (i.e. que entren en un trance) de que algo “sobrenatural” esta ocurriendo en ese mismo momento.

Se les demanda a “que se desconecten de la razón”, bajo la excusa de que “lo sobrenatural de Dios” no puede operar en conjunto con el raciocinio, el discernimiento, la inteligencia, la reflexión, y el buen juicio.

Se les pide que estos entren en un trance “espiritual” irracional, con la excusa de que supuestamente esto atrae a Dios y crea un ambiente apropiado para que ocurran “milagros”.

Se les está requiriendo como condición para experimentar “lo sobrenatural de Dios”, la ofuscación, el aturdimiento, la imprudencia, la irresponsabilidad, el descuido, la irreflexión, el disparate y el atrevimiento.

Pero esto no tiene nada que ver ni con el Dios verdadero, ni con su Palabra.

“Oraré con el espíritu, pero también oraré con el entendimiento. Cantaré con el espíritu, pero también cantaré con el entendimiento” (1 Corintios 14:15).

De hecho, en el momento que se para la música (con sus efectos acondicionadores), y se prenden las luces, se les acaba “la Unción”, puesto que la alteración emocional intensa y acompañada de una conmoción somática ha cesado.

Es notable que estos falsos “pastores/empresarios”, usualmente obligan a sus músicos a tocar música de fondo mientras ellos hablan, especialmente en el momento de los llamados al altar. Entre tanto se observan luces coloridas, en un auditorio a oscuras, y lloriqueos fingidos y palabras manipuladoras que apelan a la emoción de los congregados. Y que preparan el escenario para estafar a los incautos.

Estos necesitan dicho trasfondo (musical) para manipular la intensidad emotiva de las masas y llevarlas a un éxtasis, en las que estas no piensan con claridad. Y en ese estado pueden llegar a tomar decisiones irresponsables (tales como entregar todo el salario de un mes, llegando a confiar en “la falsa promesa” del “profeta/pastor” de que les será devuelto con creces en pocos días, porque están sembrando en el tiempo de “la Unción”).

Estas personas han puesto toda su emoción por encima de La Palabra de Dios y de la razón. Y se han sido presas de una emotividad irracional, y de las palabras persuasivas de estos “charlatanes/estafadores” que posan como “pastores” y han sucumbido ante el encantamiento de la música “cristiana” y su “mercado”.

Ahora también es necesario reconocer que existen personas que con sinceridad se quebrantan y derraman sus lágrimas y emociones delante de Dios, en desesperación y en genuina adoración. Dios está plenamente consciente de esto (e.g., 1 de Samuel 1:15; Salmo 62:8).

Pero no debes olvidarte que la Palabra de Dios advierte a la Iglesia acerca de los lobos que arremeterían contra el rebaño de Cristo.

La Palabra Sagrada dice:

“Vendrán lobos feroces entre ustedes que no perdonarán el rebaño” (Hechos 20:29).

En contraste, los verdaderos hombres de Dios no negocian, ni comercian, ni corrompen la Palabra de Dios:

“Pues no somos como muchos, que comercian (corrompen) la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, hablamos en Cristo delante de Dios” (2 Cor. 2:17).

No obstante, hay muchos empresarios/falsos pastores, “lobos feroces” que con una agenda fría y calculadora tuercen y comercian con la palabra de Dios, y la usan como carnada para despojar a los ingenuos.

“Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo” (Judas 1:4).

Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado. En su avaricia los explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida” (2 Pedro 2:2-3).

De manera que no debes confundir la emotividad, con la Persona de Dios y el vivir en su presencia (Coram Deo), debajo de Su autoridad y para Su gloria. Por cierto, estos aspectos están intrínsecamente ligados al temor reverente y la obediencia a la Palabra de Dios.

Las Iglesias del Cristianismo histórico no tenían luces moradas, ni cámaras de video, ni sintetizadores, ni baterías, ni escenarios con motivos contemporáneos. Sin embargo la Persona de Dios y Su poder eran evidentes porque ellos recibieron la Palabra de Dios con gran humildad, sinceridad e interés genuino.

“De esta iglesia fui hecho ministro conforme a la administración de Dios que me fue dada para beneficio de ustedes, a fin de llevar a cabo la predicación de la palabra de Dios” (Col. 1:25).

¿Cuáles fueron las características de la Iglesia del Cristianismo histórico?

El Pueblo de Cristo congregado y atento a recibir la enseñanza de la Palabra de Dios, con una disposición para obedecerla. Esa era su máxima expresión de adoración.

“Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibieron la palabra de Dios que oyeron de nosotros, la aceptaron no como la palabra de hombres, sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en ustedes los que creen” (1 Tes. 2:13).

Entonces ¿puede un Cristiano tener emociones? desde luego. Sin embargo estas deben ser examinadas a la luz de la Palabra de Dios. Porque las emociones fluctúan y son traicioneras, es por eso que el Cristiano no debe basar su vida (mucho menos su experiencia espiritual) en las emociones, sino en el sólido fundamento de la Palabra de Dios y su correcto entendimiento.

El mandato para la Iglesia de Cristo de aquella época, es igualmente aplicable para la Iglesia de hoy,

“Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría enseñándoos y amonestándoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en vuestros corazones” (Col. 3:16).

Que así sea!


Pastor Peter Citelli, es graduado del Word of Life Bible Institute Argentina (Dip. Th.), Liberty University (A.A., B.S., Cum Laude), The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y sirve como oficial del comité ejecutivo y miembro de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2012 Peter Citelli. Todos los derechos Reservados.

 

 


 

Enfócate en lo eterno

2 Corintios 4:18 (Castilian)

18 Por eso, no miremos tanto a lo que tenemos aquí al alcance de la vista, sino pongamos nuestras miras en lo que todavía no podemos ver. Porque las cosas materiales que ahora vemos, son fugaces (pasajeras, temporales); pero las espirituales, las que no vemos, son eternas.

Le recordaba a mis hijos que en la época de los 80, cuando estaba de moda el Super Nintendo, había un juego llamado “Mario Bros”.

En este juego, Mario (el carácter principal) tenía que lograr alcanzar objetivos específicos dentro de un limite de tiempo específico hasta que comenzaba a sonar una música de ritmo acelerado, recordandole que se le acababa el tiempo para completar su misión.

De la misma manera Dios nos ha colocado en este mundo, nos dado asignaciones específicas con recursos determinados y con un limite de tiempo en la tierra para que completemos nuestra misión.

Por eso dice la Escritura:

SAL 90:12 Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

Que importante es recordar que nuestra vida aquí comparada con la eternidad es sumamente breve.

Por eso nuestra mirada no debe enfocarse en las cosas temporales de esta tierra, sino en las espirituales pues esas son eternas.

Dios te puso en la tierra con un tiempo limitado y con recursos, relaciones y propósitos definidos.

Cumple con tu tarea espiritual temporal en la tierra, Dios te esta esperando con su recompensa en la eternidad.

Pastor Peter Citelli,

Ministerio Internacional Reino de Dios, Inc.

 

———————————————————————

PD: Siguenos por medio de nuesta página de facebook! http://www.facebook.com/MinisterioInternacionalReinodeDios

CRECIENDO EN SU PALABRA es una producción de Peter Citelli Ministries, una entidad sin fines lucrativos, que está alcanzando al mundo hispano con la Palabra de Dios y que depende de las donaciones de quienes la apoyan.

Quiero Donar Ahora (Por medio de su sitio seguro de Pay Pal):

http://www.reinodedios.tv/Doaciones.htm

Escribenos a:

E-mail: oficina@reinodedios.tv

http://www.reinodedios.tv

©2012 Estos mensajes son para uso personal solamente

Nuestros deseos para ustedes en el Año Nuevo

fa

COL 1:10 que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, dando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios

Nuestros mejores deseos para ustedes en el Año Nuevo son:

Primero: que anden (περιπατησαι, que vivan con el propósito) de conducirse como es digno de su identificación como seguidores del Señor, de una manera mayor y mejor a la que tuvieron el año que pasó.

Olvida lo que queda atrás y enfócate en la meta del supremo llamamiento de Dios.

Sal 119:9  ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.

Eso también es aplicable para los adultos, jóvenes y niños.

Tal como Pablo debemos enfocarnos en la meta, el blanco celestial:

Fil 3:13  Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, 14  prosigo al blanco, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Segundo: que le agraden en todo (αρεσκειαν, que tengan el deseo de agradarlo en todo respecto), lo cual es la clave para recibir la bendición y el favor del Padre para cada meta que emprendan en este año nuevo que comienza.

2 Corintios 5:9   Por eso, ya sea presentes o ausentes, ambicionamos agradar al Señor.

Efesios 5:10  Examinen qué es lo que agrada al Señor

Al contrario de los que se excusan para hacer lo que le desagrada al Señor

La Palabra de Dios nos muestra un camino diferente:

Tito 2:11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres,12 enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente

Pero como vas a saber ¿Qué es lo que agrada al Señor?

Examina lo que El ha revelado a lo largo de la Palabra de Dios, sobre cualquier tema y sabrás lo que le agrada y lo que le desagrada.

Tercero: que lleven fruto en toda buena obra. ¿Como se lleva fruto?

– Compartiendo sobre el Señor con los que no lo conocen,

1 Cor. 16:15 Los exhorto, hermanos (ya conocen a los de la casa de Estéfanas, que fueron los primeros convertidos de Acaya, y que se han dedicado al servicio de los santos)

– Dando gracias al Señor continuamente

Heb. 13:15  Así que, por medio de Él ofrezcamos siempre a Dios sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de nuestros labios dando gracias a su nombre.

– Contribuyendo con aquellos de la familia de la fe que padecen necesidad,

Ro 15:26-28

26 Porque los de Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una contribución para los santos pobres que están en Jerusalén. 27 Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos partícipes de sus bienes espirituales, deben también ellos servirles en los carnales. 28 Así que, cuando haya concluido esto, y les haya entregado este fruto, pasaré entre vosotros rumbo a España.

– Actuando bajo la influencia del Espíritu Santo,

Gal. 5:22-24

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y concupiscencias.

Cuartoque crezcan en el conocimiento de Dios, eso se logra primariamente a través de conocer la Palabra de Dios intencionalmente, y al ponerla en práctica se crece y se desarrolla espiritualmente.

En el año nuevo, lo mas que te expongas a la Palabra de Dios, lo mas que guardes Sus dichos en tu corazón, lo mas que ella te ayudará a evitar pecar contra Dios. 

Salmos 119:11 En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.

Y lo mas que ella te limpiará,

Juan 15:3
Ustedes ya están limpios por la palabra que les he hablado.

Pero todas estas cosas requieren de tu decisión voluntaria!

Colosenses 3:5 Por tanto, consideren los miembros de su cuerpo terrenal como muertos a la fornicación, la impureza, las pasiones, los malos deseos y la avaricia, que es idolatría. 6 Pues la ira de Dios vendrá sobre los hijos de desobediencia por causa de estas cosas, 7 en las cuales ustedes también anduvieron en otro tiempo cuando vivían en ellas.

8 Pero ahora desechen también todo esto: ira, enojo, malicia, insultos, lenguaje ofensivo de su boca. 9 Dejen de mentirse los unos a los otros, puesto que han desechado al viejo hombre con sus malos hábitos, 10 y se han vestido del nuevo hombre, el cual se va renovando hacia un verdadero conocimiento, conforme a la imagen de Aquél que lo creó.

11 En esta renovación no hay distinción entre Griego y Judío, circunciso e incircunciso, bárbaro (uno que no era Griego, ni por nacimiento ni por cultura), Escita, esclavo o libre, sino que Cristo (el Mesías) es todo, y en todos.

Col 3:12-17

12 Entonces, ustedes como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia (tolerancia); 13 soportándose unos a otros y perdonándose unos a otros, si alguien tiene queja contra otro. Como Cristo los perdonó, así también háganlo ustedes. 14 Sobre todas estas cosas, vístanse de amor, que es el vínculo de la unidad (de la perfección). 15 Que la paz de Cristo reine en sus corazones, a la cual en verdad fueron llamados en un solo cuerpo; y sean agradecidos. 16 Que la palabra de Cristo habite en abundancia en ustedes, con toda sabiduría enseñándose y amonestándose unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en sus corazones. 17 Y todo lo que hagan, de palabra o de hecho, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.

Si te decides a vivir este año que comienza de esta manera, no solo agradaras al Rey y le provocarás regocijo, sino que también tendrás uno de los mejores años de tu vida!

Por tanto, te invito a que hagas la siguiente oración:

“Padre Celestial, en este año que entra estoy determinado a crecer en ti como nunca antes. Ayúdame a caminar como es digno de ser tu seguidor, a agradarte en todo, a llevar fruto para tu Gloria y a crecer en el conocimiento de tu Persona por medio del conocimiento de tu Palabra, en el Nombre del Señor Jesús, Amen!”

Nosotros decimos, Amen, que así sea!

Que tengan un Feliz Año Nuevo,

Rev. Peter Citelli,

 

© 2014 Reino de Dios.

Todos los derechos Reservados.

P.O. Box 246406 Pembroke Pines, Fl 33024

E-mail: oficina@ReinodeDios.tv

Visita nuestra Librería con libros que te serán de bendición:

https://petercitelli.wordpress.com/libros/

Si quisieras ayudarnos a alcanzar a mas personas con la Palabra de Dios, puedes hacerlo (por medio de nuestro sitio seguro de Pay Pal):

Si te gustaria donar para esta causa, puedes hacerlo haciendo un click aquí:

Que el Señor bendiga tu deseo por participar en la predicación del Evangelio de Dios.

Peter Citelli Ministerios una entidad sin fines lucrativos, que está alcanzando a miles de personas con la Palabra de Dios y que depende de las donaciones de quienes la apoyan.

Escríbenos a:

E-mail: oficina@reinodedios.tv

Chequea nuestro Ministerio aqui http://www.reinodedios.tv

Escucha nuestros programas de Radio por Internet, aqui:

http://drpetercitelli.podomatic.com/

Estos mensajes son para uso personal solamente.

T: “Creciendo en El”


Confía en su Plan

plaIsaías 14:24  El SEÑOR de los ejércitos ha jurado: Ciertamente, tal como lo había pensado, así ha sucedido; tal como lo había planeado, así se cumplirá

¿Sabias que el milagro de que una joven virgen quedara embarazada sin haber conocido varón era parte del Plan soberano de Dios?

El Profeta Isaías había dicho en la antigüedad:

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal (ot – אות): He aquí que la virgen (LXX παρθένος, parthenos, i.e. una joven que no ha conocido íntimamente varón) concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel, עמּנוּאל Imanuel i.e. Dios está con nosotros” (Isaías 7:14).

La Palabra “señal” del hebreo “ot – אות” tiene la connotación, de una evidencia milagrosa que apuntaba a algo.

Las señales fueron guías que apuntaban hacia algo especifico que Dios estaba haciendo.

Pero, ¿Qué era lo que Dios, el Señor (lit. Adonai -אדני) i.e. el dueño y soberano de la creación, quería evidenciar por medio de esta señal sobrenatural?

Que Dios estaba consumando su plan, El estaba cumpliendo el “anti-tipo” de lo cual la profecía de Isaías era solo “un tipo”.  El nacimiento virginal de Jesús era el objetivo del cumplimiento de lo que Dios había prometido por medio de Isaías (e.g., Mat 1:23 ; Is. 7:14.)

El Señor Soberano dueño y creador de todas las cosas, no está limitado por lo humanamente imposible y El teje las circunstancias para el cumplimiento de su propósito.

Por ejemplo aquí: el hecho de que una jovencita que no ha conocido íntimamente a un varón quede embarazada, era la marca indiscutible, de que este era un hecho soberano del creador del Universo.

Pero imagínate el predicamento de María,  el tener que confiar en Dios en quedar embarazada sin haberse consumado su matrimonio aun y toda la vergüenza y el cuestionamiento que esto traería (e.g., Luc. 1:31-35), y aun el predicamento de José de tener que confiar en la pureza y la honestidad de su mujer y de recibirla en una cultura que mandaba que una mujer que fuera encontrada en tal condición sea apedreada (e.g., Deut. 22:23–24).

En su gracia, El Dios soberano decidió afirmar a José por medio de su ángel (Mat. 1:20), así como previamente había anunciado a María (e.g., Luc. 1:30, 37).

No obstante ellos tendrían que dejar todo en las manos de Dios y confiar en que todo obraría para bien.

Con el tiempo, ellos descubrieron que todo sucedió convenientemente, puesto que Adonai (El Señor soberano) estaba en control (e.g., Mateo 1:24-25; Lucas 2:6-7).

Dios estaba en acción!

De hecho, El esta siempre obrando con su mano providencial tejiendo su plan, aun hoy por medio de nuestras vivencias diarias.  Por eso siempre debemos orar para que El nos de la inteligencia necesaria para conocer su plan.

Santiago 1:5 Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Que podemos aprender de todo esto?

Que nuestros problemas y desafíos no son más grandes que Dios.

De hecho que todos estos, son parte de su plan, no obstante El quiere que sepas en que  todo terminará en un bien mayor, pues todo esta debajo de su control soberano.

Pero es necesario que confíes en El, que eches tus cargas  y ansiedades sobre El, y que descanses en que todos tus desafíos están obrando para el propósito y el bien que Dios tiene planeado.

Romanos 8:28  Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.

No se cuán difícil sea la circunstancia por la que estés pasando (o por la que ya hayas atravesado), pero solo puedo decirte:

El Señor soberano es sabio y bueno!

Sal 37:5  Encomienda al SEÑOR tu camino, Confía en El, que El actuará

Confía en su Plan!

Pastor Peter Citelli

© 2012 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados.

Bibliolatría vs. Idolatría

idolatrandoacash

‎1Jn 5:21 Hijos, aléjense de los ídolos.

Hace poco me percaté de un video donde Cash Luna, un conocido “pastor” (Carismático) de origen guatemalteco, en una de sus “noches de gloria”, para demostrar a su audiencia que el tiene un supuesto poder sobrenatural (que por cierto él sostiene no poder entender) tira la Biblia al piso. Luego sugestiona a su audiencia, y les dice que hay una línea imaginaria del “Espíritu” en el piso y llama a sus propios músicos (i.e. sus empleados), para que traten de pasar más allá de la “línea imaginaria” marcada por donde estaba la Biblia tirada en el piso (estos no saben que hacer, pero optan por tirarse al piso y comenzar a temblar), luego llama a varios pastores invitados, los cuales también se tiran al piso (no sabemos si de cortesía o para mostrarle lealtad al predicador). Sin embargo, estos también comienzan a estremecerse.

Las razones para que ellos se postren en el piso delante del predicador, pueden ser varias, tales como una sugestión hipnótica, seguida por una auto-sugestión individual. O que estas personas en el caso de los empleados, no quieren estar de malas con su jefe y perder sus empleos y su posición (y por esto se prestan para lo que el les está insinuando) y en el caso de los pastores (porque estos quieren seguir beneficiándose de la proximidad del súper “ungido” que los ha sentado en la plataforma junto con el).

Alguien puede preguntarse: ¿Y qué tal si esto es obra del Espíritu Santo? La respuesta es de ninguna manera, puesto que el verdadero Espíritu Santo, fue el que inspiró las Escrituras, y Él no va prestarse para que alguien, las deshonre tirándolas en el piso.

Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada; 21 porque la profecía no vino en tiempo pasado por la voluntad del hombre; sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo guiados por el Espíritu Santo (2Pe 1:20).

“Cuando venga el Consolador, a quien yo enviaré del Padre, es decir, el Espíritu de verdad que procede del Padre, El dará testimonio de Mí” (Juan 15:26).  

El Espíritu de verdad, nos sigue dando testimonio acerca de Cristo, por medio de la verdad (i.e. por medio de la Palabra escrita de Dios). El Espíritu Santo no se va a prestar para deshonrar la Palabra de Dios, puesto que su propósito es guiarnos a la verdad de Dios, la cual se encuentra en la Biblia.

“Pero cuando El, el Espíritu de verdad venga, los guiará a toda la verdad, porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y les hará saber lo que habrá de venir’ (Juan 16:13).

“Pero el Consolador (Intercesor), el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en Mi nombre, El les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he dicho” (Juan 14:26).

El propósito del  Espíritu Santo es glorificar (Honrar) al Cristo de la Palabra, no deshonrar.  El verdadero Espíritu de Dios no se va a prestar para deshonrar la Palabra de Dios i.e. la Biblia.

El Me glorificará (honrará), porque tomará de lo Mío y se lo hará saber a ustedes” (Juan 16:14).

Cierta persona fanática de este “predicador” que tiró la Biblia al piso, sugirió que el amor que tenemos por las Escrituras, es Bibliolatría, esta persona nos estaba acusando de “idolatrar la Biblia”. Sin embargo, el amar la Biblia no es idolatría (lo cual es adorar a un “dios” ajeno). El respetar y honrar la Palabra inspirada de Dios, es adorar al Dios verdadero.

“El que guarda Sus mandamientos permanece en Él y Dios en él. Y en esto sabemos que El permanece en nosotros: por el Espíritu que nos ha dado” (1 Juan 3:24).

“Y en esto sabemos que Lo hemos llegado a conocer: si guardamos Sus mandamientos” (1 Juan 2:3).

De hecho el guardar y atesorar su Palabra es una señal de salvación verdadera

“El que dice: “Yo Lo he llegado a conocer,” y no guarda Sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él” (1 Juan 2:4).

“Pero el que guarda [τηρῇ, tērē – atesora] Su palabra, en él verdaderamente se ha perfeccionado (consumado) el amor de Dios. En esto sabemos que estamos en El” (1 Juan 2:5).

El amor por su Palabra es la señal verdadera de genuino amor por Jesús, y del seguro amor del Padre para quien ama su Palabra:

Jn 14:23 Jesús le respondió: “Si alguien Me ama, guardará Mi palabra; y Mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

El No guardar, ni honrar la Palabra de Dios es una señal de des-amor por Cristo y por el Padre Dios:

14:24 “El que no Me ama, no guarda Mis palabras; y la palabra que ustedes oyen no es Mía, sino del Padre que Me envió.

No obstante esta persona cuyo nombre no mencionaremos, siguió insistiendo de que el predicador antes mencionado, era como “Jesús” en persona (de esta manera justificaba la conducta del predicador de tirar la Biblia al piso). El problema es que, Jesús nunca deshonró la Palabra de Dios. Jesús honró la Palabra de Dios, el dijo:

Jn 17:17 Santifícalos en la verdad; Tu palabra es verdad.

Jn 17:8  porque Yo les he dado las palabras que Me diste; y las recibieron, y entendieron que en verdad salí de Ti, y creyeron que Tú Me enviaste.

14  “Yo les he dado Tu palabra y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo.

Pero por otro lado, el adorar a un ser humano, por su habilidad de predicador (comunicador), o por muy famoso que este sea, llegando al punto de justificar cualquier conducta errónea que el cometa, o aún inclinarse y postrarse delante de dicho predicador, eso sí es IDOLATRÍA. De hecho, idolatría, tiene el concepto de postrarse ante algo o alguien que no es Dios, lo cual es un insulto y es abominable para el Dios verdadero, por eso el dice:

Exo 20:5 “No los adorarás [לֹֽא־ תִשְׁתַּחְוֶ֥֣ה, lō- ṯiš·taḥ·veh – No te inclinarás ante ellos] ni los servirás [ni los honrarás]. Porque Yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que Me aborrecen

Cuidado con adorar (postrarse) ante predicadores carnales que te demandan pleitesía total, y que la gente caiga a sus pies, pues eso es idolatría. Eso es postrarse ante un ser humano que no es Dios.

El predicador que te demande que caigas postrado a sus pies, le está robando la Gloria (Honra) a Dios. Esa persona quiere que la adores/idolatres (por su supuesta “unción”). Tal accion imita al enemigo. El diablo, quiere seguir tentando personas de esta manera, pero observa la respuesta de Jesús ante su propuesta:

Mat 4:9 y Le dijo: “Todo esto Te daré, si Te postras y me adoras.”

10 Entonces Jesús le dijo: “¡Vete, Satanás! Porque escrito está: ‘AL SEÑOR TU DIOS ADORARAS [te postrarás], Y SOLO A EL SERVIRAS (rendirás culto).

El mismo ángel que le mostró a Juan las revelaciones del libro de Apocalipsis, rehusó que Juan se postre antes sus pies. No obstante, hay predicadores que demandan que tu te postres ante ellos, cuídate de los tales.

Ap 22:8 Yo, Juan, soy el que oyó y vio estas cosas. Y cuando oí y vi, me postré para adorar a los pies del ángel (mensajero) que me mostró estas cosas. 9 Y me dijo: “No hagas eso. Yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos los profetas y de los que guardan las palabras de este libro. Adora (postrate) a Dios.

Cuídate y aléjate de los ídolos, adora (i.e. postrate) solamente ante Dios!

Pastor Peter

© 2012 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados.