La Convención Bautista del Sur: ¿Qué busca Dios?

“Vengan, volvamos al Señor. Pues El nos ha desgarrado, pero nos sanará; Nos ha herido, pero nos vendará” (Oseas 6:1 NBLH).

Amados hermanos, como evidentemente se ha apreciado, en estos días hemos pasado por un tiempo borrascoso y turbulento en nuestra Convención Bautista del Sur. Es evidente que Dios busca que reflexionemos a fondo sobre las cosas que han sucedido––pidiéndole sabiduría y discernimiento para cambiar el curso de nuestras acciones (Salmo 138:6; Santiago 1:5; 3:17).

Efectivamente, como el Dr. Albert Mohler ha expresado: “La Convención Bautista del Sur está a prueba y nuestra credibilidad pública está en juego.” No cabe duda, las  semanas recientes han sido muy difíciles de sobrellevar––debido a las múltiples controversias que se han suscitado­­, en lo que respecta al ex presidente de uno de nuestros seminarios, entre varias renuncias sorprendentes, imprevistas, súbitas, e inesperadas de otros líderes de la CBS y entidades de la CBS.

J.D. Greear también se ha pronunciado diciendo: “En temor y temblor, reconozco que Dios está limpiando la casa. Él no será burlado. Dios nos ayude a caminar hacia adelante con humildad, con una confesión completa, inquebrantable, abierta y honesta.”

Desde mi perspectiva, considero que Dios está buscando nuestra atención como Iglesia, denominación y aun de manera individual (Salmos 18:27; 40:4; 101:5).

De manera, que concuerdo con Trevin Wax cuando dice que: “No veremos la paz en nuestra convención aparte de un verdadero arrepentimiento, un profundo deseo de avivamiento y una honestidad clara en cuanto a nuestros pecados y fracasos.”

Pienso que este tiempo turbulento, ha venido con el propósito de que hagamos un profundo examen en lo que respecta a nuestro caminar delante de Dios y de su Palabra (1 Corintios 11:28; 2 Corintios 13:5).

Esto concuerda, con el testimonio que encontramos en las Sagradas Escrituras, donde consistentemente observamos que Dios en ocasiones, aflige a su pueblo para que estos se vuelvan a Él (Salmos 119:59; Lamentaciones 3:40; 1 Pedro 4:17).

Por ejemplo en Hageo leemos: “Siembran mucho, pero recogen poco; comen, pero no hay suficiente para que se sacien; beben, pero no hay suficiente para que se embriaguen; se visten, pero nadie se calienta; y el que recibe salario, recibe salario en bolsa rota”  (Hageo 1:6 NBLH).

Como cierto reformador magisterial señaló: “Nuestra afectividad está como inmersa en las delicias sensuales y paralizada por ellas hasta el punto de no buscar su felicidad más que en esta tierra. Por tanto, el Señor, para prevenir este mal, instruye a sus siervos haciendo que pasen asiduamente diversas aflicciones.”

De manera que Dios busca que nos volvamos a Él, como resultado de las aflicciones que permite en nuestra vida (Oseas 6:1-3; 1 Pedro 4:12).

En el caso de Israel, pese que ellos habían regresado a la tierra en el año 516 BC, y aunque ya era el año 520 BC todavía no habían reconstruido el Templo y como consecuencia, la Palabra de Dios, la presencia y el plan de Dios habían sido relegados (Hageo 1:2, 7).

No obstante, como leemos en versículos más adelante, el pueblo al percatarse que Dios los había estado afligiendo debido a que lo habían descuidado (Hageo 1:9), respondió en arrepentimiento como el profeta nos relata “Y todo el remanente del pueblo, obedecieron la voz del Señor su Dios y las palabras del profeta Hageo, como el Señor su Dios le había mandado. Y temió el pueblo delante del Señor” (Hageo 1:12 NBLH).

Que Dios, por medio de Cristo nuestro Salvador, nos conceda su gracia para poder percatarnos de las aflicciones que permite en nuestra vida, de manera que volviéndonos a Él, caminemos en genuino arrepentimiento, fidelidad y obediencia haciendo lo que le agrada (Isaías 1:19; Juan 8:29; 15:10; 1 Juan 3:22).


Peter Citelli, B.S., Cum Laude, Liberty University. M.Div., The Southern Baptist Theological Seminary (estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y es miembro de la junta directiva y oficial del Gulf Stream Baptist Association.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Anuncios

El Enemigo con sus mentiras buscará hacerte dudar de la Palabra de Dios

GEN 3:1 3 La serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios les ha dicho?

El antiguo truco del Diablo es hacerte dudar de la Palabra de Dios para robarse lo que fue sembrado en tu corazón. Pero tú debes de retener lo que dice el Rey en su Palabra Escrita, “Sin dudar.”

MAT 13:19 A todo el que oye LA PALABRA del Reino (i.e. el evangelio según las Sagradas Escrituras) y no la entiende, el maligno viene y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es aquel en quien se sembró la semilla junto al camino. 

De que manera viene el diablo y arrebata lo que fue sembrado en el corazón? Lo hace por medio de plantar duda de esa manera sustituye la posibilidad de que creas la Palabra y la obedezcas.

No obstante, debes detectar y desechar al Diablo el cual es mentiroso y padre de los mentirosos y de toda mentira que se levanta altiva en contra de la verdad revelada de Dios en las Sagradas Escrituras.

JUA 8:44 el diablo… no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él.

Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el “Padre de la Mentira.”

Pero tú, aferrate a lo que dice el Rey en su Palabra Escrita (sin dudar de ella); y cuando no entiendas algo pregúntale a Dios el Rey del Universo, quien nos guia a toda verdad por medio del Espíritu Santo.

Adicionalmente, puedes buscar el sabio consejo de hombres temerosos de Dios (i.e. como tu Pastor local) para que aclare tus inquietudes; mas no te dejes robar la Palabra de Dios que fue sembrada en tu corazón.

El mandato del Señor es,

Apocalipsis 3:11b Retén firme [de manera continua y consistente] lo que tienes, para que nadie tome tu corona.

Pastor Peter Citelli

Ministerio Internacional Reino de Dios, Inc.
http://www.facebook.com/MinisterioInternacionalReinodeDios

© 2012 Reino de Dios. Todos los derechos Reservados.
P.O. Box 246406 Pembroke Pines, Fl 33024

E-mail: oficina@ReinodeDios.tv

Visita nuestra Librería con libros que te serán de bendición

Si quisieras colaborar con nosotros para que podamos alcanzar a mas personas con la Palabra de Dios,

Donar es la manera mas facil de contribuir, solo haz click en nuestro link Seguro de Pay Pal y listo:

Este ministerio es una organizacion misionera sin fines lucrativos que depende de las donaciones de quienes la apoyan y se identifican con sus objetivos.

Que el Senior bendiga tu deseo por participar en la predicación del Evangelio de Dios.

Escribenos a:

E-mail: oficina@reinodedios.tv