Lecciones de la vida de Warren Wiersbe

wrb2.jpg
Warren Wiersbe (1929–2019)
El pasado día 2 de mayo muere, Warren Wiersbe, quien fuera un respetado autor y pastor, y quien tuvo una gran influencia sobre miles de predicadores conservadores, particularmente en lo que respecta a la predicación expositiva de la Palabra de Dios. Él muere, en sus 89 años de edad.
Sin duda, él nos deja el ejemplo de un testigo del Evangelio y de la Palabra de Dios, que permaneció fiel hasta la muerte (Apocalipsis 2:10). Sin embargo, también nos deja un gran legado de servicio Cristiano. Conocí de su ministerio de predicación cuando en la biblioteca del Instituto Bíblico Palabra de Vida Argentina (alrededor de 1985), me encontré con varias de sus obras, las cuales comencé a leer con el motivo de investigar y encontrar recursos, para una materia de predicación que cursaba.

Sin embargo, no fue sino hasta un viaje misionero a Chile, mientras visitaba un Seminario Bautista de Santiago, que un misionero habiéndose enterado de mi interés por la predicación y la enseñanza de la Palabra de Dios, quiso conversar conmigo. Este me llamó a su oficina y hablándome de Wiersbe, me obsequió varios libros de este autor, como recursos para mi ministerio. Entre ellos “Usted puede ser Libre” un estudio expositivo de la Epístola a los Gálatas y “Usted puede estar bien con Dios” un estudio expositivo de la Epístola a los Romanos. El impacto fue monumental.

Debo decir que mi vida fue motivada en gran manera, pues pude apreciar de primera mano como Wiersbe pensaba. Él era un amante de la Palabra de Dios y gustaba de predicarla libro por libro. Sus bosquejos eran sencillos, y como buen bautista, aliterados. No obstante, el contenido de sus comentarios era práctico y fácil de entender. Su deseo era que las personas puedan entender la Biblia, y vivir la vida Cristiana de una manera victoriosa. Desde ese entonces, comencé a interesarme por su ministerio y a adquirir sus comentarios bíblicos cuando estaba a mi alcance. Él me ayudó a entender que la predicación debería ser expositiva, y siempre secuencial de los libros de la Biblia, no obstante centrada en la persona y obra de Jesucristo y afianzada en una Teología sistemática sólida.

Él escribió, más de 150 obras literarias. Entre estos The Wiersbe Bible Commentary OT y NT, sus mini comentarios, llamados las series “BE,” (los cuales cubrían una gran parte de los libros de la Biblia), Preaching and Teaching with Imagination: The Quest for Biblical Ministry, On Earth as It Is in Heaven: How the Lord’s Prayer Teaches Us to Pray More Effectively, 50 People Every Christian Should Know: Learning from Spiritual Giants of the Faith, Nelson’s Quick Reference Chapter-by-Chapter Bible Commentary: Nelson’s Quick Reference Series, On Being a Leader for God, The Wiersbe Study Bible, et al.

El modeló bien, el ser un maestro que enseña la Palabra de Dios, y uno que escribe prolíficamente, combinándolo con el corazón y la labor de un pastor. Muchos recuerdan sus exposiciones bíblicas, pero mayormente la influencia que él tuvo en sus vidas. Él fue pastor de la Iglesia Moody Memorial en Chicago, la cual se encuentra situada a una corta distancia del Instituto Bíblico Moody. Luego de pastorear Moody Church, él tuvo un ministerio de redacción, radio y enseñanza, colaborando con diversas instituciones teológicas, alrededor del país.

Fue un ávido lector, Phil Johnson cuenta que gustaba, visitar una librería local en la ciudad de Saint Petersburg, Fla, y nos cuenta que “su biblioteca personal rivalizaba con la mayoría de las bibliotecas de un seminario. Cuando él y su esposa (Betty) se mudaron a Lincoln para unirse a Back to the Bible (La Biblia Dice), Betty le dijo al agente de bienes raíces, ‘estamos buscando una biblioteca, con una casa adjunta’. Fue precisamente, en Lincoln, Nebraska donde llegó a ser el maestro diario del ministerio, La Biblia Dice. Su integridad se recuerda, por la fidelidad que mostró a su esposa y compañera Betty, por medio de un pacto matrimonial inquebrantable.

Jerry Vines, quien fuera en dos ocasiones presidente de la Convención Bautista del Sur dijo en su cuenta de Twitter: “Tantas cosas que hice nacieron por Warren Wiersbe: Predicar a través de los libros de la Biblia; La Conferencia de FBC Jax Pastors; Plan de estudios de la escuela dominical; etc.”

Wiersbe dijo a manera de consuelo para los Cristianos cansados, agobiados y preocupados: “Sabemos que la muerte ha sido derrotada. Ahora, si nuestro enemigo más grande ha sido derrotado, ¿por qué preocuparse por cualquier otro enemigo? Sabemos que el Señor Jesús tiene el poder de la resurrección. Lo que estamos haciendo lo estamos haciendo por el bien de los demás. Por lo tanto, no te rindas, no desmayes, no abandones, no renuncies, no entregues tu renuncia. Enfócate en el tesoro, no en el recipiente. Enfócate en el Maestro, no en el sirviente. Enfócate en la gloria futura, no en la prueba actual; Y de esa manera, no desmayarás”.

Wiersbe, nos deja un gran ejemplo y legado de un fiel servicio para el Señor Jesucristo.

La pregunta es ¿quién va tomar la antorcha, e imitar su ejemplo de vida, compromiso y fidelidad con la Palabra de Dios?


Pastor Peter Citelli, es graduado del Instituto Bíblico Palabra de Vida, Arg. (Dip. Th.); Liberty University (A.A., B.S.); The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., alumno). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y sirve como oficial del comité ejecutivo y miembro de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.


Anuncios

EDITORIAL: Aceptando todo lo que la Biblia enseña

Por Peter Citelli, publicado por Baptist Press y la Florida Baptist Convention.

HOLLYWOOD, Fla. (BP) — En cierta ocasión, mientras participaba de una reunión de líderes que incluía a algunos pastores hispanos de nuestro estado, conversé con uno de ellos acerca de la importancia de la autoridad de las Escrituras. Una conferencia se iba a celebrar en días cercanos, donde el tema central a discutirse, sería la inerrancia de las Escrituras.

Para mi sorpresa, este líder me dijo que la inerrancia de la Biblia no era un tema importante, relevante, ni actual para nuestras iglesias. No obstante, desde mi perspectiva su visión era corta, inapropiada y poco realista.

Escribo esto, debido a que la autoridad de la Biblia siempre es el objetivo principal de Cristianos liberales que tratan de rechazarla, modificarla o segmentarla selectivamente. Justamente, en el día de hoy, cierto columnista por el nombre de Oliver Thomas escribió para “USA Today,” la siguiente declaración: “Las iglesias continuarán con la hemorragia de los miembros hasta que enfrentemos la verdad: ser un Cristiano fiel, no significa aceptar todo lo que la Biblia enseña.”

Según su punto de vista, las iglesias deberían entender que todo lo que la Biblia establece, no necesariamente debe ser aceptado, si es que queremos evitar una gran deserción de miembros de nuestras iglesias. Dicho columnista, sugiere que debemos desechar la Biblia como la revelación autoritativa de Dios, y más bien aceptar las premisas de conducta que la sociedad posmodernista, dicta a su predilección. Su premisa, indica que ciertos profesantes, pretenden elegir que es lo que van a aceptar de la Biblia, y que es lo que van a desechar de la verdad proposicional que afecte su estilo de vida.

Para dicho columnista, la iglesia se ha acorralado en lo que la Biblia dice. No obstante, como ha respondido Albert Mohler, esto se debe a que la iglesia conservadora, ha hecho una “declaración de Sola Scriptura. El hecho de que la Escritura y la Escritura sola, es la autoridad final de la iglesia.”

Esto es correcto, puesto que la iglesia verdaderamente Cristiana, entiende que Dios el Espíritu Santo inspiró de manera, verbal y plenaria cada una de las palabras de las Sagradas Escrituras — particularmente en sus escritos originales (2 Timoteo 3:16-17). De manera, que siendo que la Escritura procede de Dios, entonces sus instrucciones deben ser consideradas, respetadas y acatadas en su totalidad. Son autoritativas y debemos aceptar todo lo que esta enseña como la verdad (Juan 17:17).

Consecuentemente, no podemos anular, desautorizar, ni invalidar, ninguna parte de las Escrituras, puesto que desobedecer la Palabra de Dios equivale a desobedecer a Dios. Esa fue la enseñanza directa del Señor Jesús (Mateo 5:19-20). Y también la del apóstol Pablo (Romanos 2:8; 2 Tesalonicenses 3:14) — y la del apóstol Pedro (1 Pedro 4:17). De manera, que entendemos que la Palabra de Dios tiene autoridad, jurisdicción y soberanía porque procede de Dios mismo — y por ende debe ser acatada y de ninguna manera segmentada selectivamente (Salmos 119:120; Isaías 66:2, 5).

Por su parte nuestra declaración de fe Bautista del Sur, “La Fe y el Mensaje Bautista,” en su capítulo primero llega a una conclusión adecuada, cuando dice que la Biblia:

“Revela los principios por los cuales Dios nos juzga, y por tanto es y permanecerá siendo hasta el fin del mundo, el centro verdadero de la unión Cristiana, y la norma suprema por la cual toda conducta, credos, y opiniones religiosas humanas deben ser juzgadas.”

De manera, que la Biblia es la regla suprema de autoridad de la iglesia, sobre todo dictamen religioso y sobre toda conducta humana. Y es la fuente de las normas de Dios. Ella tiene la potestad de juzgar al hombre y no viceversa (Juan 12:48).

De modo, que como contestación a la premisa propuesta por el columnista de “USA Today,” respondemos que el Cristiano fiel, es uno que acepta la totalidad de lo que la Biblia enseña. Esto es una verdad, que debemos recordar, no solamente a la luz de la recuperación conservadora de nuestra denominación; sino también en las vísperas de la sesión número 162 de la reunión anual de la Convención Bautista del Sur, en Birmingham, Ala.


Peter Citelli es graduado de Liberty University (B.S.) ; The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., alumno). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y es oficial del comité ejecutivo y miembro de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.

 

 

 

 

 


 

EDITORIAL: Edificando la Iglesia de Cristo

Por Peter Citelli, publicado por Baptist Press y Florida Baptist Convention.

HOLLYWOOD, Fla. (BP) — Así también ustedes, puesto que anhelan dones espirituales, procuren abundar en ellos para la edificación de la iglesia (1 Corintios 14:12 NBLH).

Recientemente, mientras me encontraba en una reunión de pastores locales, alguien mencionó que se iba a desarrollar un programa cuya intención principal, era la de discipular a jóvenes. Esto se lograría por medio de la realización de ciertas actividades trimestrales conjuntas de ayuda, para las iglesias del área. Consecuentemente, esto me llevo a pensar en la importancia del discipulado en lo que respecta a la iglesia local. Inmediatamente, recapacité en la manera en que la iglesia local está siendo intencional con esta tarea tan crítica y transcendental.

Aunque podemos apreciar la ayuda que una organización para eclesiástica puede brindar a la iglesia local, por medio de sus actividades y recursos. No obstante, la comisión de discipulado es la tarea primordial, cardinal y objetiva de la iglesia local (Mateo 28:18-20; 2 Timoteo 2:2). La tarea del discipulado, en la narrativa del Nuevo Testamento, siempre aparece en relación con la iglesia local (Hechos 14:21-22, 28). Esto puede ser claramente observado en el ministerio misionero de Pablo. El Doctor Lucas nos dice “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía” (Hechos 11:26 RVR1960). Como notamos, discípulos fueron originados por medio de la enseñanza de la Palabra de Dios, en el contexto de la iglesia de Antioquía.

De modo, que con seguridad podemos asumir que el propósito de Dios, es que nuestros discípulos en general, entiendan como están interconectados con un propósito mayor a sí mismos. Este propósito, es el cumplimiento efectivo de la gran comisión y la centralidad de la iglesia local (1 Timoteo 3:15; 4:12; 2 Timoteo 4:5). De hecho todo ministerio de la iglesia local, llámese sociedad de jóvenes (i.e., clubes bíblicos), jóvenes mayores, jóvenes casados, matrimonios, adolescentes, niños, grupos pequeños, programas de educación teológica, etc., harían bien en fomentar la coordinación entre dichos grupos y la iglesia local. La misma que es un cuerpo y una comunidad intergeneracional y multigeneracional.

No obstante, en algunos casos se podría generar la tendencia de pensar que determinado grupo de ministerio particular es el mejor de la iglesia, y que determinado líder es superior o más agradable o articulado que otro (1 Corintios 1:12; 3:4). Sin embargo, dicha mentalidad es divisiva y es digna de desecharse (1 Corintios 1:10, 13). Cristo es la cabeza de un cuerpo espiritual (i.e., la iglesia), el cual está conformado por muchos miembros y este no puede estar dividido (1 Corintios 12:12).

La iglesia local debe ser el objetivo central, que dichos grupos de ministerio, intentan edificar. Dichos ministerios de la iglesia, deben concebir que aunque cooperan y conviven en sus grupos particulares, estos deben de servir a Cristo en el contexto mayor, de su iglesia local. Siempre debemos recordar que Cristo dijo “edificaré mi iglesia” (Mateo 16:18). De manera, que a todo ministerio de la iglesia local le incumbe percibir que el propósito de estos grupos, posee una intención misional. Esto es el alcanzar a personas para Cristo, que otros no podemos alcanzar. No obstante, el objetivo principal sigue siendo la edificación de la iglesia de Cristo (1 Corintios 14:5).

Procuremos pues la edificación de la iglesia local, con intencionalidad y objetividad (Romanos 14:19; 15:2).


Peter Citelli es graduado de Liberty University (B.S.) ; The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y es oficial del comité ejecutivo y miembro de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.

EDITORIAL: Testigos hasta los confines de la tierra

Por Pastor Peter Citelli, publicado en BaptistPress.

HOLLYWOOD, Fla. (BP) — “Entonces los que estaban reunidos, Le preguntaban: ‘Señor, ¿restaurarás en este tiempo el reino a Israel?’ Jesús les contestó: ‘No les corresponde a ustedes saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con Su propia autoridad; pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra'” (Hechos 1:6-8 NBLH).

Hoy estamos meditando en la segunda venida de Cristo. En este pasaje, podemos percibir que los discípulos estaban enfocados en su contexto nacional. Ellos querían que el Mesías diera comienzo a su reino, de manera inmediata y en el contexto de esos días. Sin embargo, nuestro Señor les comunica de manera abierta y sincera, que Él Padre tiene otros planes. Ellos iban a ser capacitados para salir a predicar y a testificar con poder, cuando el Mesías resucitado se sentara en su trono celestial, a la diestra del Padre, derramando el Espíritu de la promesa (Hechos 2:32-33; Hebreos 1:3).

Y ellos debían ser testigos eficientes, de lo que habían visto y oído en cuanto a la vida, pasión, muerte, resurrección y exaltación del Señor (1 Juan 1:3). Es notable que la palabra usada para testigos (En el Griego mártyres), es la misma palabra usada para los que son martirizados a causa de su fe. Esta se refiere a un testigo fiel, uno que está dispuesto a dar su vida, por causa de su testimonio sobre la verdad del Evangelio de Jesucristo (Apocalipsis 12:11).

Ellos escucharon al Cristo resucitado, el cual los estaba enviando a ser testigos hasta lo último de la tierra. Y pareciera ser que ellos deducen, que Cristo se está refiriendo hasta el fin de la tierra de Israel (Hechos 10:22, 28). Tal vez pensaron que el trabajo sería culminado justo antes de alcanzar a recorrer todas las ciudades de Israel (Mateo 10:23). Pero como ya sabemos el evangelio tuvo que salir de las fronteras de Israel, a causa de la persecución que Dios en su providencia perfecta había determinado (Hechos 8:1). El plan de Dios de salvar a las naciones (i.e. los confines de la tierra), estaba en marcha (Salmo 96:3; Lucas 24:47; Apocalipsis 14:6,7).

De manera que Cristo los había movilizado para que vayan, prediquen, y llamen al arrepentimiento y a la fe a todos quienes encontraran a su paso (Hechos 8:4; 11:19-20). Y todo esto con la expectativa de la venida inminente del Cristo resucitado. El mismo que iba a regresar de la misma manera visible, en la que ellos lo vieron ascender, en la nube de la Gloria de Dios (Hechos 1:11; Apocalipsis 1:7). Nosotros somos los herederos de este legado. Considero entonces, que es de suma importancia el que vivamos y compartamos el evangelio, con esa misma perspectiva y premura. Maranatha!


Peter Citelli es graduado de Liberty University (B.S.); The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y es oficial de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.

El Cristiano y las emociones

“Jesús lloró” (Juan 11:35).

Algunos usan este texto para sustentar el hecho de que Jesús el Dios-hombre tuvo emociones, y por tanto concluyen en que el dejarse controlar por las emociones es una experiencia válida en la vida del Cristiano. De esta manera, pretenden justificar la emocionalidad de la que se han hecho dependientes.

El Diccionario de la Real Academia Española nos informa que la Emoción (Del lat. emotĭo, -ōnis), es una “Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.”

Adicionalmente, notamos que la palabra Griega para llorar usada en Juan 11:35 (ἐδάκρυσεν, edakrysen) muestra que Jesús sollozó, derramando lágrimas emotivas al ver la incredulidad de su pueblo (entre los cuales había hecho muchos otros milagros). Consecuentemente, también lloró por causa de las consecuencias que les sobrevendrían a causa de su rechazo (Mat. 23:37-38).

En efecto, el ser humano ha sido capacitado por Dios con intelecto, emociones, y voluntad. No hay nada malo en hacer uso de estas capacidades, en el marco de la Palabra de Dios y su diseño divino, pues estas demuestran que fuimos creados a imagen de Dios, (Imago Dei).

Sin embargo, los falsos maestros (empresarios astutos) se han dado cuenta de que se puede condicionar la emoción de las masas por medio de la música, sonidos, luces de colores, humo (tipo concierto). De esta manera les fabrican una atmósfera irreal, una ilusión, a la que llaman “presencia de Dios”, pero que en realidad no lo es.

En algunas ocasiones he escuchado como tele-evangelistas carismáticos, incitan a las masas a que ellos mismos creen “una atmósfera” de adoración, es decir que les piden que se autosugestionen (i.e. que entren en un trance) de que algo “sobrenatural” esta ocurriendo en ese mismo momento.

Se les demanda a “que se desconecten de la razón”, bajo la excusa de que “lo sobrenatural de Dios” no puede operar en conjunto con el raciocinio, el discernimiento, la inteligencia, la reflexión, y el buen juicio.

Se les pide que estos entren en un trance “espiritual” irracional, con la excusa de que supuestamente esto atrae a Dios y crea un ambiente apropiado para que ocurran “milagros”.

Se les está requiriendo como condición para experimentar “lo sobrenatural de Dios”, la ofuscación, el aturdimiento, la imprudencia, la irresponsabilidad, el descuido, la irreflexión, el disparate y el atrevimiento.

Pero esto no tiene nada que ver ni con el Dios verdadero, ni con su Palabra.

“Oraré con el espíritu, pero también oraré con el entendimiento. Cantaré con el espíritu, pero también cantaré con el entendimiento” (1 Corintios 14:15).

De hecho, en el momento que se para la música (con sus efectos acondicionadores), y se prenden las luces, se les acaba “la Unción”, puesto que la alteración emocional intensa y acompañada de una conmoción somática ha cesado.

Es por esto que estos falsos “pastores/empresarios”, usualmente obligan a sus músicos, a tocar mientras ellos hablan, especialmente en el momento de los llamados al altar, con luces coloridas en medio de un auditorio a oscuras, y lloriqueos fingidos y palabras manipuladoras que apelan a la emoción de los congregados. Y que preparan el escenario para estafar a los incautos.

Estos necesitan el trasfondo (musical) para manipular la intensidad emotiva de las masas y llevarlas a un éxtasis, en las que estas no piensan con claridad. Y en ese estado pueden llegar a tomar decisiones irresponsables (tales como entregar todo el salario de un mes, llegando a confiar en “la falsa promesa” del “profeta/pastor” de que les será devuelto con creces en pocos días, porque están sembrando en el tiempo de “la Unción”).

Estas personas han puesto toda su emoción por encima de La Palabra de Dios y de la razón y son presas de una emotividad irracional, y de las palabras persuasivas de estos “charlatanes/estafadores” que posan como “pastores”––y han sucumbido ante el encantamiento de la música “cristiana” y su “mercado”.

Es evidente que existen personas que con sinceridad se quebrantan y derraman sus lágrimas y emociones delante de Dios, en desesperación y en genuina adoración, y Él está consciente de esto (e.g., 1 de Samuel 1:15; Salmo 62:8).

Pero no debes olvidarte que la Palabra de Dios advierte a la Iglesia acerca de los lobos que arremeterían contra el rebaño de Cristo.

La Palabra Sagrada dice:

“Vendrán lobos feroces entre ustedes que no perdonarán el rebaño.” Hechos 20:29

En contraste, los verdaderos hombres de Dios no negocian, ni comercian, ni corrompen la Palabra de Dios:

“Pues no somos como muchos, que comercian (corrompen) la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, hablamos en Cristo delante de Dios.” – 2 Cor. 2:17

No obstante, hay muchos empresarios/falsos pastores “lobos feroces” que con una agenda fría y calculadora, tuercen y comercian con la palabra de Dios, y la usan como carnada para despojar a los ingenuos.

“Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo” (Judas 1:4).

Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado. En su avaricia los explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida” (2 Pedro 2:2-3).

No debes confundir la emotividad, con la Persona de Dios y el vivir en su presencia (Coram Deo), debajo de Su autoridad y para Su gloria. Por cierto, estos aspectos están intrínsecamente ligados al temor reverente y la obediencia a la Palabra de Dios.

Las Iglesias del Cristianismo histórico no tenían luces moradas, ni cámaras de video, ni sintetizadores, ni baterías, ni escenarios con motivos contemporáneos. Sin embargo la Persona de Dios y su Poder eran evidentes porque ellos recibieron la Palabra de Dios con gran humildad, sinceridad e interés genuino.

“De esta iglesia fui hecho ministro conforme a la administración de Dios que me fue dada para beneficio de ustedes, a fin de llevar a cabo la predicación de la palabra de Dios” – Col. 1:25

¿Cuáles fueron las características de la Iglesia del Cristianismo histórico?

El Pueblo de Cristo congregado y atento a recibir la enseñanza de la Palabra de Dios, con una disposición para obedecerla. Esa era su máxima expresión de adoración.

“Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibieron la palabra de Dios que oyeron de nosotros, la aceptaron no como la palabra de hombres, sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en ustedes los que creen” (1 Tes. 2:13).

Entonces ¿puede un Cristiano tener emociones? desde luego. Sin embargo estas deben ser examinadas a la luz de la Palabra de Dios. Porque las emociones fluctúan y son traicioneras, es por eso que el Cristiano no debe basar su vida (mucho menos su experiencia espiritual) en las emociones, sino en el sólido fundamento de la Palabra de Dios y su correcto entendimiento.

El mandato para la Iglesia de Cristo de aquella época, es igualmente aplicable para la Iglesia de hoy,

“Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría enseñándoos y amonestándoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en vuestros corazones.” Col. 3:16.

Que así sea!


Pastor Peter Citelli, es graduado del Word of Life Bible Institute, Arg. (Dip. Th.), Liberty University (A.A., B.S., Cum Laude), The Southern Baptist Theological Seminary (M.Div., estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y sirve como oficial del comité ejecutivo y miembro de la junta directiva del Gulf Stream Baptist Association.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2012 Peter Citelli. Todos los derechos Reservados.

 

 


 

La Convención Bautista del Sur: ¿Qué busca Dios?

“Vengan, volvamos al Señor. Pues El nos ha desgarrado, pero nos sanará; Nos ha herido, pero nos vendará” (Oseas 6:1 NBLH).

Amados hermanos, como evidentemente se ha apreciado, en estos días hemos pasado por un tiempo borrascoso y turbulento en nuestra Convención Bautista del Sur. Es evidente que Dios busca que reflexionemos a fondo sobre las cosas que han sucedido––pidiéndole sabiduría y discernimiento para cambiar el curso de nuestras acciones (Salmo 138:6; Santiago 1:5; 3:17).

Efectivamente, como el Dr. Albert Mohler ha expresado: “La Convención Bautista del Sur está a prueba y nuestra credibilidad pública está en juego.” No cabe duda, las  semanas recientes han sido muy difíciles de sobrellevar––debido a las múltiples controversias que se han suscitado­­, en lo que respecta al ex presidente de uno de nuestros seminarios, entre varias renuncias sorprendentes, imprevistas, súbitas, e inesperadas de otros líderes de la CBS y entidades de la CBS.

J.D. Greear también se ha pronunciado diciendo: “En temor y temblor, reconozco que Dios está limpiando la casa. Él no será burlado. Dios nos ayude a caminar hacia adelante con humildad, con una confesión completa, inquebrantable, abierta y honesta.”

Desde mi perspectiva, considero que Dios está buscando nuestra atención como Iglesia, denominación y aun de manera individual (Salmos 18:27; 40:4; 101:5).

De manera, que concuerdo con Trevin Wax cuando dice que: “No veremos la paz en nuestra convención aparte de un verdadero arrepentimiento, un profundo deseo de avivamiento y una honestidad clara en cuanto a nuestros pecados y fracasos.”

Pienso que este tiempo turbulento, ha venido con el propósito de que hagamos un profundo examen en lo que respecta a nuestro caminar delante de Dios y de su Palabra (1 Corintios 11:28; 2 Corintios 13:5).

Esto concuerda, con el testimonio que encontramos en las Sagradas Escrituras, donde consistentemente observamos que Dios en ocasiones, aflige a su pueblo para que estos se vuelvan a Él (Salmos 119:59; Lamentaciones 3:40; 1 Pedro 4:17).

Por ejemplo en Hageo leemos: “Siembran mucho, pero recogen poco; comen, pero no hay suficiente para que se sacien; beben, pero no hay suficiente para que se embriaguen; se visten, pero nadie se calienta; y el que recibe salario, recibe salario en bolsa rota”  (Hageo 1:6 NBLH).

Como cierto reformador magisterial señaló: “Nuestra afectividad está como inmersa en las delicias sensuales y paralizada por ellas hasta el punto de no buscar su felicidad más que en esta tierra. Por tanto, el Señor, para prevenir este mal, instruye a sus siervos haciendo que pasen asiduamente diversas aflicciones.”

De manera que Dios busca que nos volvamos a Él, como resultado de las aflicciones que permite en nuestra vida (Oseas 6:1-3; 1 Pedro 4:12).

En el caso de Israel, pese que ellos habían regresado a la tierra en el año 516 BC, y aunque ya era el año 520 BC todavía no habían reconstruido el Templo y como consecuencia, la Palabra de Dios, la presencia y el plan de Dios habían sido relegados (Hageo 1:2, 7).

No obstante, como leemos en versículos más adelante, el pueblo al percatarse que Dios los había estado afligiendo debido a que lo habían descuidado (Hageo 1:9), respondió en arrepentimiento como el profeta nos relata “Y todo el remanente del pueblo, obedecieron la voz del Señor su Dios y las palabras del profeta Hageo, como el Señor su Dios le había mandado. Y temió el pueblo delante del Señor” (Hageo 1:12 NBLH).

Que Dios, por medio de Cristo nuestro Salvador, nos conceda su gracia para poder percatarnos de las aflicciones que permite en nuestra vida, de manera que volviéndonos a Él, caminemos en genuino arrepentimiento, fidelidad y obediencia haciendo lo que le agrada (Isaías 1:19; Juan 8:29; 15:10; 1 Juan 3:22).


Peter Citelli, B.S., Cum Laude, Liberty University. M.Div., The Southern Baptist Theological Seminary (estudiante). Es pastor-maestro de la Iglesia Bautista Miramar en West Park, Fla., y es miembro de la junta directiva y oficial del Gulf Stream Baptist Association.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Y Dios nos dio vida …

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente (Génesis 2:7 RVR1960).

Y él [Dios] os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados (Efesios 2:1 RVR1960).

Regenero.jpg

 

 


 

El anuncio del nacimiento de Jesús

El ángel Gabriel es enviado por el Rey Altísimo para comunicarle a María la importante misión que Él le estaba encomendando. Ella sería su instrumento escogido por el cual el Mesías vendría al mundo.

Para escuchar a Pastor Peter Citelli predicando expositivamente Lucas 1:26-38 haga clic en el link de abajo.

Este mensaje fue predicado en la

Iglesia Bautista Miramar

3210 SW 59 Terrace
West Park, Florida 33023
Edificio del Taylor Hall

Domingo: Adoracion 11:00 AM
Miercoles: Oracion 7:30 PM

Si busca una Iglesia donde la Palabra de Dios sea comunicada con precisión le invitamos a que nos visite.

La Iglesia Bautista Miramar es un lugar donde Dios es glorificado, donde Cristo es exaltado y donde la Palabra de Dios es predicada con fidelidad.

http://www.facebook.com/IglesiaBautistadeMiramar

_________________________________________________

¿Cuán confiables son tus palabras?

wordEn tiempos antiguos el peso de un compromiso verbal era tan serio como un documento escrito y firmado delante de testigos. Las palabras de un caballero eran esperadas a ser cumplidas a cabalidad.

Sin embargo, en los días en que vivimos pareciera que ya la confiabilidad de las promesas o palabras expresadas tienen muy poco valor o credibilidad, lo cual parece calzar bien con la corriente de un mundo que se agrada de vivir sin escrúpulos, ni absolutos morales.

Pero ¿Como deberían vivir los Cristianos?

El Señor Jesús nos instruye

Antes bien, sea el hablar de ustedes: ‘Sí, sí’ o ‘No, no’; porque lo que es más de esto, procede del mal (del maligno) – Mat. 5:37.

Note que el Señor dice de forma imperativa en el original: “sea el hablar (i.e. la palabra) de ustedes : ‘Sí, sí’ o ‘No, no’”.

El Presente Imperativo activo, “ἔστω – sea” denota un mandamiento que debe de practicarse de una manera continua a manera de estilo de vida.

Aquel que se considera seguidor de Cristo debe ser continuamente confiable en lo que expresa, pues esto es lo que manda el Señor.

Encontramos una idea similar en el libro de Eclesiastés,

Eclesiastés. 55 Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.

Y aunque este pasaje esta hablando de votos y promesas hechas a Dios, la misma idea podria aplicarse a las relaciones entre Cristianos y con los de afuera.

Este concepto se intensifica cuando se trata de alguien que esta involucrado en el liderazgo de la Iglesia.

1 Timoteo 3:7

También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

El sustantivo “testimonio – μαρτυρίαν” es un record de ética cristiana practica que habla del carácter. De allí entendemos que la conducta revela el verdadero carácter del líder.

Pablo ha dejado en claro en el v.2 que ese record en el caso del pastor que “supervisa/obispa” la grey, debe ser irreprensible (ἀνεπίλημπτον – i.e. por encima de la reprensión).”

Pablo también instruye a la grey

Efesios 4:25

Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

El previamente les ha explicado la razón

17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;

19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

En otras palabras, el creyente no debe vivir como los incrédulos, quienes ajenos de la vida de Dios se conducen inescrupulosamente. Sino que desechando la conducta pasada,  y siendo continuamente renovados con una nueva mentalidad Bíblica, deben vivir una vida justa y diferente en base a la Palabra de Dios.

Finalmente, Santiago dice:

Santiago 5:12 Y sobre todo, hermanos míos … Antes bien, sea el sí de ustedes, sí, y su no, no, para que no caigan bajo juicio.

Santiago nos recuerda que debemos hablar palabras confiables y seguras para no recibir la disciplina correctiva del justo juicio de Dios.

1 Corintios 11:32

32 Pero cuando somos juzgados, el Señor nos disciplina para que no seamos condenados con el mundo.

Esforcémonos pues en vivir de una manera diferente al mundo, demostrándolo de la manera en que vivimos y nos expresamos.

Rev. Peter Citelli,
Presidente
Confraternidad de Iglesias Bautistas Hispanas
del Gulf Stream Baptist Association.

 

 


 

Señales de tránsito para Vigilantes

Señales de  tránsito para Vigilantes

El apóstol Pedro advirtió que en los que en los últimos días vendrían burladores que dudarían del juicio venidero y que seguirían sus propios deseos incontrolables por el dinero, torciendo las Escrituras para su propia perdición.

Pedro dijo que los creyentes debían estimar la larga paciencia del Señor para que algunos “vengan al arrepentimiento” (2 Ped. 3:9).

El escribió,

2 Ped 3:15 Consideren la paciencia de nuestro Señor como salvación, tal como les escribió también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le fue dada. 16 Asimismo en todas sus cartas habla en ellas de esto; en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los ignorantes e inestables tuercen, como también tuercen el resto de las Escrituras, para su propia perdición (destrucción).

No obstante, el también les mando a que estén continuamente vigilantes, para que no sean desviados por los manipuladores inescrupulosos y sin ley, que rehúsan arrepentirse.

17 Por tanto, amados, sabiendo esto de antemano, estén en guardia, no sea que arrastrados por el error de hombres libertinos (sin principios morales), caigan de su firmeza.

Los verdaderos creyentes debían continuamente crecer “en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” conforme a las Escrituras.

18 Antes bien, crezcan en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El sea la gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

El apóstol Pablo, también advirtió a los creyentes a que presten atención a aquellos que enseñen cosas diferentes a las que dijeron el Señor y sus apóstoles escritas en el Nuevo Testamento y el resto de las Escrituras.

El expresó,

1 Tim 6:3 Si alguien enseña una doctrina [enseñanza] diferente y no se conforma [no se acerca] a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina [i.e. la enseñanza de sus apóstoles expresada en el Nuevo Testamento] que es conforme a la piedad [la verdad Escritural],

4 está envanecido y nada entiende, sino que tiene un interés corrompido en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas,

5 y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad (la religión) es un medio de ganancia. [apártate de los tales]

Pablo, dijo que los tales asumen carnalmente que la religión es un medio para hacer dinero por medio de la estafa. Algunos manuscritos posteriores agregan la frase “apártate de los tales” al versículo 5, un consejo extremadamente apropiado.

Por este motivo debemos vigilar continuamente “estar en guardia” y apartarnos de los que tuercen las Escrituras por causa de sus intereses creados.

Rev. Peter Citelli
http://www.petercitelli.org

© 2014. Todos los derechos Reservados.

E-mail: oficina@ReinodeDios.tv

Visita nuestra Librería con libros que te serán de bendición:

https://petercitelli.wordpress.com/libros/